El Grupo Renault acelera su electroestrategia con ElectroPop
Suscríbete

El Grupo Renault acelera su electroestrategia con ElectroPop

2021 RenaulteWayspressconference(14)
"Capacitaremos, invertiremos y nos asociaremos con actores emergentes" (Luca de Meo, Grupo Renault)
|

El Grupo Renault, ha anunciado, a finales de junio, lo que el director general de la compañía, Luca de Meo, ha calificado como "una aceleración histórica de la estrategia eléctrica de Renault Group y de la estrategia 'made in Europe', al construir con Renault ElectriCity, un ecosistema eléctrico compacto que combina eficiencia y alta tecnología en el norte de Francia, así como una MegaFactory dedicada a los motores eléctricos en Normandía, estamos creando las condiciones para nuestra competitividad, en nuestra propia casa. 


De Meo enfatizó que "capacitaremos, invertiremos y nos asociaremos con actores emergentes y de renombre, cada uno a la vanguardia de su área de especialización: ST Microelectrónica, Whylot, LG Chem, Envision AESC o Verkor. Se lanzarán diez nuevos modelos eléctricos y se fabricarán hasta un millón de vehículos eléctricos de aquí a 2030, desde vehículos urbanos competitivos hasta modelos deportivos de alta gama. Confiamos en el rendimiento y en nuestros modelos icónicos, como el famoso R5, para dar a la electrificación nuestro toque Renault: conseguir que los coches eléctricos sean populares".


El constructor ha establecido una asociación estratégica con Envision AESC para el establecimiento de una gigafactoría en Douai con el fin de producir baterías de última tecnología, a un coste competitivo y con bajas emisiones de carbono, a partir de 2024.  Por otro lado, participa en un proyecto conjunto con la start-up francesa Verkor para desarrollar conjuntamente una batería de alto rendimiento, integrada en una cadena de valor local y sostenible para 2022. Se creará una arquitectura de celda estandarizada que cubra el 100% de los futuros lanzamientos de vehículos eléctricos, en todos los segmentos, para reducir los costes en un 60% en el pack batería antes de 2030. Un grupo motopropulsor eléctrico compacto permitirá una reducción del 30% en los costes de fabricación y una reducción del 45% en las pérdidas de energía, o hasta 20 km de autonomía adicional para un vehículo eléctrico.


El Grupo cubrirá el 100% de los futuros lanzamientos de sus vehículos eléctricos, en todos los segmentos, con química NMC (Níquel, Manganeso y Cobalto) y una arquitectura de celdas unificada. Esto le permitirá alcanzar hasta un millón de vehículos eléctricos dentro de la Alianza en 2030. Esta elección de química ofrece una relación muy competitiva en coste por kilómetro, con hasta un 20% de autonomía de más en comparación con otras soluciones químicas y mucha mejor capacidad de reciclaje. En menos de diez años, el Grupo reducirá gradualmente sus costes en un 60% en el pack batería, con el objetivo de ser inferior a 100 dólares/kWh en 2025, inferior a 80 dólares/kWh en 2030 mientras se prepara para la llegada de la tecnología All Solid State Battery dentro de la Alianza.


El constructor francés remarca que  va a ser el primer fabricante en desarrollar su propio motor eléctrico, sin tierras raras (sin imanes permanentes) y basado en la tecnología de máquinas síncronas con rotor bobinado (EESM Electrically Excited Synchronous Motor) y su propio reductor. El Grupo integrará gradualmente nuevas mejoras tecnológicas a partir de 2024 en su motor síncrono con rotor bobinado: estator de horquilla, pila de motor encolada, eje hueco y rotor sin escobillas; lo que reducirá los costos y mejorará la eficiencia del motor.


El Grupo también ha firmado una asociación con la start-up francesa Whylot para un innovador motor eléctrico de flujo axial. Esta tecnología se aplicará primero a los grupos motopropulsores híbridos, con el objetivo de reducir los costes en un 5% y ahorrar hasta 2,5 g de CO2 según el estándar WLTP (para turismos en los segmentos B / C). Renault Group será el primer constructor en producir un motor eléctrico de flujo axial a gran escala a partir de 2025.


En lo que respecta a la electrónica de potencia, el Grupo ampliará el control de su cadena de valor integrando el inversor, el convertidor DC-DC y el cargador embarcado (OBC) en una única caja desarrollada internamente. De diseño compacto, esta caja única será compatible con 800 V, con menos piezas para reducir el coste, y se utilizará en todas las plataformas y en todos los grupos motopropulsores (BEV, HEV, PHEV) para lograr un efecto de escala adicional. Los módulos de potencia para el inversor, DC-DC y el OBC se basarán respectivamente en carburo de silicio (SiC) y nitruro de galio (GaN) gracias a la alianza estratégica firmada con ST Microelectronics.


Además de estas nuevas tecnologías, el Grupo también está trabajando en un grupo motopropulsor más compacto denominado “sistema todo en uno”. Este grupo motopropulsor contiene el motor eléctrico, la caja de cambios y la electrónica de potencia en una sola unidad: esto permite ahorrar un 45% en el volumen total (es decir, el equivalente al volumen del depósito del Clio actual), reducir un 30% el coste del grupo moto propulsor total ( siendo esta economía equivalente al coste del motor eléctrico), y reducir en un 45% la pérdida de energía en WLTP, permitiendo una ganancia adicional de autonomía de 20 km para un vehículo eléctrico.


En lo que se refiere a plataformas, para los segmentos C y D, la CMF-EV  representará 700.000 unidades a nivel Alliance para 2025. CMF-EV ofrece una autonomía de hasta 580 km WLTP con muy bajo consumo energético. Estos resultados son el resultado del profundo conocimiento adquirido por los ingenieros del Grupo y de Nissan, que han trabajado en la reducción de fricciones, reducción de peso y gestión térmica avanzada. La arquitectura innovadora permite más espacio a bordo ya que todos los elementos técnicos están alojados en el compartimento motor. Esta arquitectura elimina todos los cables longitudinales, de atrás hacia adelante, y reduce el peso y el coste. El sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado también se encuentra en el compartimiento motor, lo que permite diseñar un tablero de instrumentos más delgado.


Para el segmento B, CMF-BEV permitirá a Renault Group ofrecer vehículos eléctricos asequibles. A escala de vehículos, esta nueva plataforma reducirá el coste en un 33% en comparación con la generación actual de ZOE. Este resultado se consigue gracias a la intercambiabilidad de módulos de batería, a un grupo motopropulsor de 100 kW a menor coste y la recuperación de todos los componentes no eléctricos de la plataforma CMF-B y sus 3 millones de vehículos por año hasta 2025. CMF-BEV ofrecerá un gran rendimiento: hasta 400 km en WLTP, sin comprometer el diseño, la acústica y el comportamiento dinámico. Esta plataforma también estará equipada con la innovación Plug & Charge del Grupo, basada en la normativa NF-C 15118.


El 9 de junio de 2021, el Grupo anunció la creación de Renault ElectriCity con la ambición de ofrecer en el mercado coches eléctricos "made in France". Esta nueva entidad jurídica del norte de Francia agrupa las tres fábricas de Renault en Douai, Maubeuge y Ruitz, así como un gran ecosistema de proveedores. A partir de 2024, será abastecido con baterías a costes competitivos por la gigafactory de Envision-AESC en Douai y aprovechará su ubicación, en el corazón del mercado europeo de vehículos eléctricos, en el que Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y España representarán alrededor de dos tercios de la demanda en 2025.


Encarnando una transición exitosa de los motores de combustión tradicionales a los vehículos eléctricos, este ecosistema industrial contribuirá a la creación de 700 nuevos puestos de trabajo para finales de 2024. Con AESC Envision y Verkor, Renault Groupe creará un total de 4.500 puestos de trabajo directos en Francia de aquí a 2030. Desde Renault sostienen que se trata del mayor centro de producción dedicado a vehículos eléctricos en Europa, esta entidad única permite a Renault Groupe convertir estas fábricas en la unidad de producción más competitiva y eficiente de Europa, con 400.000 vehículos producidos por año hasta 2025 y un coste de producción reducido a ~ 3% del valor del vehículo.


Para una aplicación durante la primera vida útil de la batería en el vehículo, el Grupo está desarrollando soluciones “Vehicle-to-grid” (también llamadas V2G) que permiten devolver energía a la red eléctrica desde la batería de un automóvil eléctrico. Una solución de almacenamiento de energía de batería muy valorada entre los operadores de redes para equilibrar la carga en todo momento. Así, un coche conectado ocho horas al día podría generar un valor de hasta 400 euros anuales gracias a la solución V2G.


Al final de su primera vida (en el vehículo), las baterías aún ofrecen hasta 2/3 de su capacidad inicial, destacan desde Renault, y, por lo tanto, pueden reutilizarse en nuevas aplicaciones para una segunda vida. Gracias a Mobilize, se han desarrollado nuevas aplicaciones en torno al almacenamiento estacionario para gestionar las necesidades puntuales de electricidad, el almacenamiento portátil de electricidad o los generadores destinados a otras industrias. El Grupo, a través de Mobilize, ha desplegado un sistema industrial consistente en recogida de baterías, apoyándose en su Red Comercial; capacidad para evaluar su estado, gracias al seguimiento técnico en tiempo real; y disponibilidad de herramientas industriales para reacondicionarlas a precios competitivos y reacondicionar las 250.000 unidades de baterías alquiladas del modelo ZOE.


Para acelerar la evolución de la cadena de valor, el Grupo prevé trabajar para que el valor residual de las baterías -que puede llegar hasta 500 euros por coche- se tenga en cuenta en las transacciones del mercado de ocasión. Con esto en mente, Mobilize ofrecerá “Certificados de salud”, contratos de ampliación de garantía y ofertas de renovación, todo ello posible gracias al vehículo conectado. Gracias a su filial Indra y su colaboración con Veolia, el Grupo se beneficia de una sólida experiencia en la recogida y reciclaje de baterías de vehículos eléctricos. A día de hoy, ya se han reciclado un total de 75 MWh de baterías, la mitad de las cuales solo en 2020. Para ir aún más lejos, el Grupo está desplegando instalaciones para la modernización, reutilización, desmontado y reciclaje de baterías a través de su proyecto Re-Factory en Flins, con el objetivo de generar más de mil millones de euros de cifra de negocios de aquí a 2030 en actividades de reacondicionamiento y reciclaje. 


Para llevar el reciclaje más allá, el consorcio anunciado recientemente con Solvay y Veolia recuperará materiales estratégicos de baterías como cobalto, níquel y litio con muy alta eficiencia y pureza, para que puedan reutilizarse en la producción de nuevas baterías. Así reforzado, el proceso global de recogida y reciclaje de baterías permitirá a Renault Group dividir el coste neto de reciclaje entre tres en el horizonte 2030, garantizando un suministro alternativo y sostenible de materiales de batería a un coste competitivo.


El Grupo pretende aprovechar sus plataformas dedicadas a vehículos eléctricos para lanzar diez nuevos vehículos 100% eléctricos en el horizonte 2025, siete de ellos para la marca Renault. El icónico Renault 5, con un toque moderno y eléctrico, se fabricará en el Norte de Francia (Renault ElectriCity) desde la batería hasta el grupo motopropulsor pasando por el montaje, todo sobre la nueva plataforma CMF-BEV.

El Grupo también revivirá otro modelo icónico, nombre en clave: “4ever”, ambición: un clásico atemporal. El Renault Group también está reforzando el segmento C en eléctrico, comenzando con el futuro Mégane E-Tech eléctrico en 2022. Finalmente, el "dream garage” de Alpine, presentado el pasado mes de enero, se hará realidad a partir de 2024.


   La "Renaulution" arranca con ambiciosos planes de innovación y rentabilidad
   Grupo Renault transforma Flins hacia la Economía Circular
   El Grupo Renault inicia un nuevo capítulo en su "historia de electrificación"
Empresas destacadas