Toyota participó un año más en la Hora del Planeta
Suscríbete

Toyota participó un año más en la Hora del Planeta

Toyota hino isuzu kv w1920
Firma del acuerdo entre Toyota, Hino e Isuzu. Foto: Toyota
|

Toyota España participó un año más, el  sábado 27 de marzo, en La Hora del Planeta, la campaña de movilización global organizada por el Fondo Mundial para la Naturaleza —World Wildlife Fund for Nature (WWF)— . Además, bajo el lema ´Conéctate con la naturaleza´,  en el mismo día se pusieron en marcha multitud de eventos y actividades virtuales en las que millones de personas de todas las culturas estuvieron conectadas en defensa de la naturaleza. El constructor japonés recuerda su compromiso medioambiental articulado en seis ejes: cero emisiones en vehículos, ciclo de vida y fábricas; reducir al mínimo y optimizar el consumo de agua; construir una sociedad y sistemas basados en el reciclaje; y construir una sociedad futura en armonía con la Naturaleza.


La compañía volvió a dejar completamente a oscuras su sede  de Alcobendas (Madrid). Todas las luces del edificio, así como todos los aparatos electrónicos y los luminosos exteriores e interiores permanecieron apagados durante La Hora del Planeta, un pequeño gesto para contribuir a concienciar de la importancia del cuidado del medio ambiente y el planeta en general. La acción solidaria también con la participación de la red oficial de concesionarios de la marca, formada por 80 puntos de venta y 180 puntos de asistencia .


La Hora del Planeta surge en Sydney (Australia) en 2007 como un gesto simbólico pensado para llamar la atención de la gente sobre el cambio climático. El simple gesto de apagar las luces de edificios y monumentos durante una hora se ha convertido a lo largo de los años en la mayor campaña de movilización mundial por el respeto y cuidado del medio ambiente. Una expresión multitudinaria del sentir de millones de personas de casi 200 países que reclaman la implicación de gobiernos, instituciones, empresas y particulares frente al cambio climático.


Por otro lado, a escala global, Toyota, Hino, e Isuzu han anunciado una nueva alianza en materia de vehículos comerciales. Las tres compañías combinarán las tecnologías CASE —Connected, Autonomous, Shared y Electric (Conectados, Conducción Autónoma, Compartida y Eléctrica) — de Toyota con los fundamentos de los vehículos comerciales desarrollados por Isuzu e Hino. A través de esta colaboración, pretenden acelerar la implantación y difusión en la sociedad de las tecnologías y servicios CASEay ayudar a resolver diversas dificultades a las que se enfrenta la industria del transporte, así como contribuir a lograr una sociedad neutra en carbono.



A través de esta alianza, las tres empresas tienen previsto trabajar conjuntamente en el desarrollo de vehículos eléctricos de batería (BEV) y vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV), así como en tecnologías de conducción autónoma y plataformas electrónicas centradas en el ámbito de los pequeños camiones de uso comercial. Asimismo, Toyota, Hino e Isuzu tienen previsto vincular sus plataformas tecnológicas conectadas para construir una plataforma para vehículos comerciales que pueda ofrecer diversas soluciones logísticas que no solo ayuden a mejorar la eficiencia del transporte de vehículos comerciales, sino que también contribuyan a reducir las emisiones de CO2.


Para promover su alianza, Toyota, Hino e Isuzu están estableciendo conjuntamente Commercial Japan Partnership Technologies Corporation, una empresa enfocada en la planificación de tecnologías y servicios CASE para vehículos comerciales basada en el dialogo entre sus tres empresas matrices. Además, han anunciado que tienen la intención de profundizar en su colaboración a futuro, al tiempo que estudian abiertamente la posibilidad de cooperar con otros socios afines.


Para construir y avanzar sin problemas en la colaboración, Isuzu y Toyota han acordado una asociación de capital. Mediante la cancelación de las acciones propias de Isuzu a través de una adjudicación por parte de terceros, Toyota tiene previsto adquirir 39 millones de acciones ordinarias de Isuzu por un valor total de 42.800 millones de yenes —algo menos de 332,2 millones de euros al cambio actual— con lo que Toyota tendrá el 4,6% de la propiedad de Isuzu en términos de acciones totales emitidas a finales de septiembre de 2020 y una proporción de derechos de voto en Isuzu posterior a la adjudicación del 5,02%. Además, Isuzu tiene previsto adquirir acciones de Toyota por el mismo valor mediante una compra en el mercado.



   El ED2 de Toyota reinventa el Aygo en Niza
   Toyota potencia a Francia como polo industrial europeo
   Toyota desarrolla un nuevo módulo de pila de combustible
   Toyota España presenta su Informe de Sostenibilidad 2019-2020
Empresas destacadas