SEAT Arona FR: al trabajo con deportividad
Suscríbete

SEAT Arona FR: al trabajo con deportividad

3
En autopista-autovía rodando a prácticamente 120 Km/h de media los consumos están entre 5,5 y 5,9 litros cada 100 km
|

El Arona FR es un SUV de reducido tamaño, 4,13 metros de largo, 1,78 metros de ancho y 1,55 metros de altura, que tiene un enfoque más bien urbano, aunque totalmente versátil para viajes en carretera. Sus compactas proporciones junto con un eficiente motor de última generación de cuatro cilindros se traducen en la clasificación medioambiental C con unas prestaciones con un claro guiño a la deportividad.


Los SUV han ido desterrando a otros tipos de vehículos históricamente asentados en el mercado con unos datos de ventas muy altos y que, tradicionalmente, se asociaban a determinados perfiles de clientes. Un ejemplo lo tenemos, en la propia SEAT, con el Ibiza. A lo largo de las diferentes generaciones ha estado siempre en los puestos de cabeza para, en la actualidad, perder algo de fuelle a favor del Arona.


Por ello, SEAT ha utilizado la plataforma del grupo para personalizarla y apostar por un modelo como el Arona, un SUV de corte utilitario con el que satisfacer la demanda actual del mercado. En sus proporciones compactas tiene el plus de una carrocería ligeramente más alta que su hermano el Ibiza, lo que permite que acceder y salir del mismo exija “doblarse” un poco menos. También, la presencia del coche es totalmente diferente, ya que su mayor altura lo hace más voluminoso, dándole un aspecto de coche de mayor nivel.


Estéticamente recuerda la imagen de los otros modelos de SEAT y resulta atractiva la combinación de la carrocería bicolor con la moldura efecto aluminio de la parte trasera. Esto sin duda, es algo que está de moda ahora, y que hace que la personalización suba un grado.  


El Arona FR, por su denominación FR, nos hace pensar que estamos ante un deportivo de la marca con esencia, dejándonos llevar por la tradición que estas siglas tienen. La realidad es que sí que tiene un aire deportivo. Presenta detalles sport que realzan su atractivo como, en el caso de la unidad de pruebas, las pinzas de freno en color rojo o las llantas de 18”. Interiormente cuenta con detalles como inserciones de efecto aluminio en el tablero de instrumentos y en el volante así como asientos tapizados en cuero-tela con unas formas bastante deportivas también.


Interior con puntos a mejorar

Si algo atrae de este coche en su interior es la funcionalidad y la ubicación de sus mandos. Encontrar la posición de conducción es tarea muy sencilla. El asiento permite un reglaje longitudinal muy amplio, así como en altura lo que hace que encontremos desde una posición más racing a una posición más clásica según el gusto de cada usuario. 


11 OK

11 OK



11 OK



El volante de corte deportivo, achatado por la parte inferior y tapizado en cuero liso y perforado junto con sus regulaciones en altura y profundidad, transmite sensación de comodidad. Algunos detalles producen reflejos evitables en las ventanillas laterales y que tanto de día, las molduras efecto aluminio, como de noche, el cerquillo iluminado de los aireadores, impiden la mejor posible de los espejos retrovisores. También, el propio embellecedor sobre la zona central del volante provoca algunos reflejos en exceso. Se trata de algunos aspectos con margen de mejora.


8




El cuadro de mandos combina partes duras con partes acolchadas, lo que, en cualquier caso, da aspecto de solidez.  Los asientos merecen una mención por su alto nivel de confort. Al simple tacto, la sensación es de efecto blando, pero si “pellizcamos” su superficie comprobamos que están recubiertos capa de unos 2-3 centímetros de una espuma algo más blanda, que después se endurece hasta alcanzar un grado de firmeza que nuestra espalda, en un viaje largo, no acusa. Una vez sentado y después de un rato a sus mandos, nos notamos perfectamente integrados en el asiento como si estuviera hecho a nuestra medida. La sujeción lateral de la banqueta es excelente y la del respaldo también, aunque, un poco más de sujeción a la altura de los hombros, sería perfecto.


El maletero de 400 litros ofrece capacidad más que suficiente para las aspiraciones del vehículo. El fondo, regulable en altura puede convertirse en una especie de doble fondo y en caso de no equipar la opción del equipo de audio de altas prestaciones ni la rueda de repuesto, proporciona un espacio con cierta privacidad. Si abatimos los respaldos posteriores podemos llegar a casi 1.300 litros de capacidad aunque para un mejor proceso de carga, lo ideal es subir el doble fondo del piso, para evitar el desnivel originado. De esta forma, queda todo prácticamente plano.


Mecánica sin complejos

El motor de 1.5 litros y cuatro cilindros tiene un rendimiento bastante bueno. Se muestra voluntarioso cuando le exigimos y nos ofrece unas prestaciones aceptables gracias a sus 150 CV. Inicialmente se muestra un poco perezoso y tiene unos instantes de duda cuando le pisamos sin contemplaciones, pero acelera con contundencia cuando sube de vueltas. Cuando iniciamos la marcha, resulta mejor anticiparse ligeramente y pisar con más suavidad para no notar cierta brusquedad en la aceleración.


6



El cambio DSG de siete velocidades y doble embrague tiene un funcionamiento suave en modo normal y, si nuestra conducción no es deportiva, apenas notamos los pasos por las marchas. Si el sistema lo estima oportuno, rueda en modo eco roll, con lo que las distancias recorridas sin casi consumir combustible pueden llegar a ser incluso espectaculares. En nuestro recorrido de pruebas, se dieron orografía y circunstancias a favor y llegué a andar casi cuatro kilómetros solo por inercia, lo que da una idea de lo bien afinado que está. El cambio va perfecto en modo automático, aunque podemos utilizarlo en modo manual bien con las levas detrás del volante, de aspecto un tanto frágil, o bien con la palanca. El manejo en cualquier caso no plantea problemas y nos da ese toque de deportividad que nos permite anticiparnos a las situaciones.


La sonoridad es baja, incluso en conducción deportiva, donde exprimimos el conjunto, y, el ruido de rodadura que llega al interior también es muy reducido. Es habitual que en el interior de muchos modelos, se perciba más el ruido de rodadura que el mecánico, En este sentido, SEAT ha realizado un trabajo excelente. Donde percibimos cierta sonoridad del aire es en la zona de los retrovisores y según la intensidad del viento, así como la dirección en que sople.


Valoración: urbanita con toques de carreras

El tacto de fondo del coche es deportivo. La dirección es muy directa y en modo de funcionamiento normal, tal vez, un poco blanda, por lo que, a veces, se puede llegar a tener la sensación de direccionalidad. Después de jugar con los distintos modos de funcionamiento, la dirección y la suspensión en modo “sport” hacen que el comportamiento del coche mejore con el tacto del motor y que el cambio que permita una conducción suave y sin disparar los consumos. La dirección se endurece ligeramente con lo que desaparece esa sensación de imprecisión y la suspensión no se vuelve extrema. Con ello, conseguimos un compromiso entre agrado y suavidad de conducción excelente.


Dada su altura, la tendencia del coche es a balancearse. Cierto es que el peso en vacío de este Arona no es elevado, pero no deja de tener el centro de gravedad ligeramente más alto que un coche tradicional.  En un modo de conducción exigente, notamos un coche muy preciso y que obedece a nuestras órdenes sin hacer gestos extraños. El tren delantero provoca un ligero subviraje, pero no sentimos que pierda el agarre por completo, si no que siempre va realizando el giro que le hemos ordenado. La parte trasera tiene un ligero deslizamiento que nos ayuda a redondear el giro y el ESP hace su trabajo de una forma muy eficiente, ya que no se frena el coche de una forma brusca.


Los frenos responden bien y detienen al Arona sin problemas, aunque la sensación en la parte media de la frenada es que se agotan. Tal vez, unos discos de mayor diámetro aumentarían la sensación de contundencia y le daría este toque deportivo que al final de la frenada parece que le falta.


10



Los faros LED inteligentes son dignos de mención. Su funcionamiento resulta excelente y el campo iluminado es muy bueno. A lo ancho no deja zonas de penumbra y a lo largo, si que, comparando con otros modelos, puede que no alcance tantos metros, pero en ningún caso, supone un problema. El asistente de luz corta- luz larga funciona de una forma buena e identifica correctamente las situaciones del tráfico por lo que no deslumbramos a otros vehículos que circulan por nuestra vía.


Los consumos en conducción urbana resultan muy aceptables. En autopista-autovía rodando a prácticamente 120 Km/h de media los consumos están entre 5,5 y 5,9 litros cada 100 km. En carretera nacional, buscando hacer 90 km/h de media, los consumos se han quedado en 4,6 litros, contando que hemos atravesado diversas localidades con los consiguientes cambios de ritmo. En ciudad, los consumos se nos han ido a los 8,3 litros a una velocidad media de 19 Km/h. Si salimos a disfrutar por una carretera revirada emulando a Cañellas o Zanini y sus “taxis” podemos irnos a 11-12 litros sin muchas alegrías.


Por tanto, con todos estos aspectos sobre la mesa, el Arona confirma ser una opción con un gran mercado en la actualidad y que, salvo esos pequeños detalles de los reflejos, es una opción más que interesante. Sobre que versión elegir, debemos valorar cuál va a ser el uso prioritario que le vamos a dar, tal vez esta de 150 CV para un uso urbano, no tenga mucho sentido, mejor quedarse con la de 95 o 110 CV o incluso, si se diera el caso, la de gas. Debemos medir qué porcentaje de km se hacen en ciudad y carretera y así tomar la decisión acertada.

Foto familia e2DRIVER

El consorcio europeo, formado por 12 entidades de cinco países distintos, tenía como objetivo la concienciación y la formación de pymes de automoción en eficiencia energética

Foto Feria MM

A través de sus nueve categorías, los premios abarcan todo el proceso de producción y planificación, así como la investigación y desarrollo académicos

GEFCO presenta una nueva solución intermodal para Toyota Motor Europe

El operador logístico transporta piezas de automóviles en contenedores reutilizables.

5 Photo 1199x800

La planta checa es la única instalación europea de producción de sistemas de batería MEB fuera de Alemania

Sin título

MotorsportCAT hará una serie de encuentros entre estudiantes y empresas para fomentar las prácticas finales del Máster

Empresas destacadas