Renault Clio E-TECH: Clio V, el Conquistador
Suscríbete

Renault Clio E-TECH: Clio V, el Conquistador

6 PRUEBA
En carretera se muestra como un coche muy estable y equilibrado. Foto: José Manuel González Juárez
|

Con un funcionamiento muy agradable y un consumo, en líneas generales, bajo, este vehículo está llamado a conquistar el segmento por lo equilibrado de su conjunto. El Renault Clio E-TECH nos ha llamado la atención por su rodar suave y silencioso incluso cuando por circunstancias de la orografía hay que pisar el acelerador con contundencia. Su comportamiento es muy neutro, permitiendo un paso por curva muy seguro con una suspensión con un equilibrio perfecto entre confort y dureza.


Cadena cinemática particular

Para propulsar este Clio se utilizan tres motores, dos eléctricos y uno de gasolina de 4 cilindros y 1,6 litros de cilindrada y 91 CV de potencia. Los motores eléctricos tienen 20 y 49 CV. El conjunto de todos ellos da una potencia a este vehículo de 140 CV. Estos tres motores van unidos a una caja de cambios de cuatro relaciones que no lleva sistema de embrague. Por ello, este Clio siempre inicia el movimiento impulsado por su motor eléctrico más grande. Mientras las circunstancias permitan que el desplazamiento se realice impulsado por este motor, los otros permanecerán a la espera, pero, si es necesario acoplar el motor de gasolina, el segundo motor eléctrico será el que haga de puesta en marcha para arrancarlo y hacerlo girar a las revoluciones necesarias para que el acople se realice de forma imperceptible.


Una vez en movimiento, va alternando entre el motor eléctrico y el de gasolina en función de diferentes parámetros realizando, según la marca, hasta cinco kilómetros en modo eléctrico. En nuestro recorrido de pruebas hemos llegado a recorrer tres kilómetros en modo eléctrico probando en diferentes situaciones. A la hora de desplazarse el vehículo, puede estar impulsado por el motor eléctrico, por el de gasolina o por ambos a la vez. Los frenos de disco en todas las ruedas detienen al Clio sin problemas, transmitiendo seguridad y contundencia cuando se le exige y, con un recorrido de pedal que permite dosificar la presión fácilmente. La dirección tiene una asistencia buena, con la dureza justa para realizar una conducción con seguridad en carretera y no tener que ir haciendo correcciones constantemente y cómoda en ciudad, porque apenas sin esfuerzo realizamos maniobras.


El interior destaca por el nivel de sus materiales y el ajuste de las diferentes partes. La mayor parte llevan un recubrimiento acolchado de tacto muy agradable y de aspecto visual que le hace parecer un coche de una marca Premium. Los asientos son cómodos, tienen un mullido muy agradable que tienes la sensación de que se adapta a tu cuerpo. Permite múltiples regulaciones lo mismo que el volante, lo que hace que encontrar la posición cómoda no resulte engorroso.


La parte trasera es estrecha, dos adultos viajarían correctamente pero tres, sería un poco complicado. Asimismo, colocando el asiento del conductor para mi estatura, 1,73 metros, en la parte trasera, una persona que supere el 1,8 de estatura, puede no encontrarse cómodo. Asimismo, el ancho de la zona de la cabeza en la parte trasera,  debido a su diseño, se cierra bastante y, si bien no es incómodo, si que estamos más cerca de lo que nos gustaría estar del techo. El maletero tiene un tamaño aceptable, si bien, respecto a un Clio normal, su tamaño se reduce debido a que en su parte inferior se encuentra la batería del sistema híbrido. Igualmente, lleva una rueda de emergencia.



El puesto de conducción es muy cómodo. Tiene buena visibilidad en todas las direcciones en general, si bien, en el ¾ trasero se reduce un poco, pero tampoco supone un problema ya que los retrovisores nos dan buena visibilidad del entorno y a mayores, el sistema de visión de 360º nos suple esa carencia. Un punto a revisar es la definición de las cámaras de asistencia al aparcamiento, es más bien baja y la imagen proyectada en la pantalla, pequeña.


El cuadro de mandos es muy completo y es específico para esta versión. La información que ofrece es amplia y es configurable pudiendo elegir algunos de los datos que queremos que se muestren. Sería interesante un indicador de flujo de energía más visual que el que trae. Desde la pantalla multifunción podemos acceder a la radio y navegador entre otras funciones, así como a parámetros de configuración del coche. Muy a destacar la zona para la recarga inalámbrica o las dos conexiones USB y la toma de corriente de 12 voltios ubicadas justo delante de la palanca de cambios. Igualmente, resulta muy vistoso de noche, la iluminación por barras de led del interior, las cuales se pueden cambiar de color a través del menú.


Funcionamiento, en conjunto, muy bueno

Cuando salimos a rodar a carretera con este Clio, nos encontramos con un coche muy estable y equilibrado que salvo que tratemos de rodar por encima del límite no nos pondrá en aprietos. Su reparto de pesos es de un 60% en la parte delantera y un 40% en la trasera que son unos datos cercanos al 50/50 que es lo teóricamente ideal. Es noble y su paso por curva se hace con seguridad. La suspensión, perfectamente calibrada, neutraliza todas las oscilaciones de la carrocería, pero en ningún momento nos resulta seca e incómoda.


La aceleración es la típica de un vehículo eléctrico, con un par de 205 Nm desde la revolución cero, hace que los adelantamientos se realicen con agilidad, si bien, en algunos momentos, notemos un cierto retraso si tiene que realizar un cambio de marcha. En cualquier caso, acelera muy bien. Existen tres modos de funcionamiento, Eco, My Sense y Sport. El Clio, por defecto, siempre va en modo My Sense que, como es de esperar, es un equilibrio entre el Eco y el Sport. Sinceramente, creo que es la opción más viable, no tocar nada, puesto que en modo Eco, el coche se vuelve demasiado “flojo”, cierto es que consume menos, pero, a costa de limitar todo. En el modo Sport, se vuelve un poco más radical, pero no es que haya un aumento exponencial entre My Sense que nos pueda sorprender. Asimismo, existe una tecla para hacer que el vehículo vaya en modo eléctrico pero para ello la batería tiene que tener una carga superior al 50%.


Como es habitual en los híbridos, en su selector del cambio, existe la letra B de modo de regeneración. En este caso, el motor eléctrico se convierte en un generador de corriente eléctrica y, la resistencia al giro que ofrece, se puede utilizar como un freno para el Clio con lo que evitaremos pisar el freno y, por consiguiente, reducir el desgaste de pastillas de frenos. La capacidad de regeneración que tiene es alta y la potencia de frenado que tiene también. Me ha gustado mucho que, el desplazamiento del acelerador desde el que se controla esto tiene una longitud grande por lo que tenemos un control muy preciso del sistema, pudiendo realizar una conducción con mucha suavidad, ya que nos permite regular perfectamente.    


Circulando en carretera, observamos la tendencia que tiene a rodar siempre en eléctrico, aunque circulemos a velocidades altas. Esto hace que se consigan cifras de consumos muy buenas, en una conducción normal en autovía a 90 km/h de promedio el consumo fue de 4,3 L/100Km. En ciudad es el verdadero terreno de los híbridos y, como era de esperar no defraudó consiguiendo 3 L/100Km a poco más de 20 Km/h de velocidad media llegando en algún momento a marcar 2,7 L/100Km. Cierto es que, si las condiciones se complican, más que por el tráfico por el tiempo, el consumo puede duplicarse. Esto se debe a que, en plena hora punta en Madrid, con unos 34º de temperatura y el climatizador puesto, el gasto energético es grande. En este caso, el motor de gasolina se arranca bastantes veces para recargar la batería de ahí que el consumo fuese de 6L/100Km a una velocidad media de 14,9 Km/h. Los cambios de marcha y el acople y desacople del motor de gasolina son imperceptibles prácticamente en la totalidad de las veces, si bien, en alguna ocasión, notamos su entrada en funcionamiento, pero, en ningún momento, se muestra brusco.


Opinión

El Clio E-TECH es un vehículo más que recomendable si nos estamos planteando la compra de un turismo de este segmento. El plus de la hibridación le hace ganar muchos puntos de cara a la movilidad que viene.

Pese a que sus asientos, su volante achatado por la parte superior e inferior, su suspensión o sus ruedas son detalles que le dan un toque deportivo, el Clio E-TECH está lejos de ser un Sport o RS y no está pensado para ello aunque, por la cifra de su potencia, pensemos que nos podemos dar alegrías con él. 


Este vehículo está pensado para rodar con una conducción cómoda a cruceros de 90-100-110 Km/h y sacaremos unos datos de consumo en torno a los cuatro litros. Hemos de tener en cuenta que, si las condiciones se endurecen sobre todo con la temperatura, esto hará que el sistema de climatización de la batería tenga que trabajar más para mantenerla en su zona óptima lo mismo que si llevamos el sistema de climatización puesto, algo necesario en estas fechas. El consumo energético subirá y el motor de gasolina tendrá que trabajar más para recargar la batería por lo que, observaremos como variarán los datos.


Un aspecto a destacar en conducción nocturna son los faros LED. Iluminan un campo muy bueno delante del vehículo, tanto a lo ancho como a lo largo. A esto se le une el sistema de cambio de corta-larga automático que funciona muy bien, detectando muy bien a los vehículos que van delante de nosotros como los que vienen en sentido contrario. 

   El Grupo Renault acelera su electroestrategia con ElectroPop
RdP Automobile2021 1 scaled

La muestra catalana se celebra del 30 de septiembre al 10 de octubre en Fira de Barcelona.

CL 21.022

Se fabrica en Chennai (India) y Porto Real (Brasil), con desarrollo específico en cada una de las regiones.

VEM 2021

Un amplio abanico de marcas y de empresas proveedoras de soluciones se dieron cita en la Plaza de Colón

QAD HQ

La compañía participa activamente con grandes asociaciones internacionales del sector.

E0A2704 915x450

La viceporesidenta Primera conoció los proyectos con los que la planta opta a los fondos europeos

Empresas destacadas