“La clave de mi carrera ha sido generar confianza mutua con equipos profesionales y clientes”
Suscríbete
José Manuel Temiño, ex consejero delegado de Grupo Antolin

“La clave de mi carrera ha sido generar confianza mutua con equipos profesionales y clientes”

1 TEMINO (2)
José Manuel Temiño, ex consejero delegado de Grupo Antolin. Foto: Grupo Antolin
|

AutoRevista.- En su etapa de formación como ingeniero superior de Minas, ¿pensaba en algún momento que su carrera podría orientarse hacia una industria, incipiente entonces en España, como era la de automoción? ¿Cuáles eran sus aspiraciones en aquellos momentos?


José Manuel Temiño.- Con total franqueza, mi elección de estudiar Ingeniería Superior de Minas, más que por aspectos vocacionales, se orientó a adquirir una buena formación para desempeñar puestos de responsabilidad en una industria incipiente en España, que ofrecía un gran abanico de oportunidades de desarrollo profesional.


AR.- A principios de los años 70, inicia su etapa profesional como director de Estudios en Fosfatos Bucraa, que compagina con su condición de profesor de Matemáticas en la Escuela de Ingenieros de Minas, ¿cuáles son sus recuerdos y cómo fue el aprendizaje en esos años?


J.M.T.- Dada mi formación, la primera oportunidad de dicho desarrollo profesional fue participar en la Dirección de Estudios de Fosfatos de Bucraa colaborando en el proyecto minero ubicado en el Sáhara-EspañoI.


Fue esta una etapa enormemente enriquecedora y muy creativa dada la importancia y magnitud del proyecto. Se trataba de poner en marcha una minería a cielo abierto y unas instalaciones de enriquecimiento con equipos y maquinaria revolucionarios en su época. Todo ello en un desierto en el que tuvimos que crear todas las infraestructuras energéticas y de transporte y movimiento de materiales. Valgan de ejemplo la cinta transportadora de 100 Km. en diez tramos, récord en su día de la longitud, y el pantalán de 3 Km de penetración en el mar, necesario para alcanzar un calado de 18 metros para el atraque de los barcos de gran tonelaje de transporte del mineral.

Compatibilizando mi trabajo en la Dirección de Estudios de Fosbucraa, ejercí como docente en la Cátedra de Matemáticas de la Escuela de minas, actividad que me permitió ampliar mis conocimientos en una ciencia que actualmente se reconoce como básica para cualquier actividad del mundo desarrollado.


AR.- ¿Cómo se produce el contacto que le terminará ligando al Grupo Antolin con su nombramiento como gerente de Talleres Ara?


J.M.T.- Como tantas cosas en la vida, son los hechos casuales Ios que condicionan el futuro de las personas. Conocí a los hermanos Avelino y José Antolín cuando todavía iniciaba mis estudios de Ingeniería en Madrid.

Avelino Antolín tenía una pequeña casa de campo en un pueblecito de Burgos, Cilleruelo de Arriba, de dónde procedía Ia familia de su esposa Pilar. Mi padre era médico rural de dicho pueblo y yo pasaba en él mis vacaciones estivales. Por mi afición a la caza, afición que compartía con los hermanos Antolin, se inició un conocimiento y posteriormente una gran amistad que provocó, al terminar mis estudios, que los hermanos Antolin me propusiesen repetidamente incorporarme a su proyecto empresarial. En esa época, principios de los 70, ya la familia contaba con una importante empresa Ansa Lemfórder, que producía rótulas de dirección y suspensión para la incipiente industria del automóvil española.

Durante un tiempo, aun manteniendo nuestra gran amistad, preferí desarrollarme profesionalmente en la actividad minera y docentes antes señaladas. En el año 1975 se produjo otra circunstancia que provocó mi decisión final de aceptar la propuesta de unirme a la familia Antolin. El Sahara Español, tras la famosa Marcha Verde, pasó a pertenecer el reino de Marruecos y, como consecuencia, la empresa Fosbucraa, hasta entonces dependiente del Instituto Nacional de Industria Español, se integró en la "Office Cherifien des phosphates", que ya poseía la mina subterránea más importante del mundo de dicho producto. Las oficinas centrales de Fosbucraa en Madrid dejaron de existir y el Instituto Nacional de Industria ofreció a sus empleados integrarse en otra empresa del Instituto.

En ese momento, tomé la decisión de aceptar la propuesta de la familia Antolin de desarrollar una pequeña empresa, Talleres ARA, que iniciaba la producción de distintos componentes del automóvil, revestimientos de puerta, mecanismos elevalunas, armaduras de asiento y finalmente revestimientos de techo.


AR.- A partir de ese momento inicia una trayectoria que se extiende en el tiempo hasta 2015. ¿En todo este tiempo que es lo más relevante que ha aportado José Manuel Temiño y qué es lo más valioso que ha recibido de su pertenencia a la compañía?


J.M.T.- Partiendo de esa pequeña empresa, Talleres ARA, y contando con el gran espíritu empresarial de la familia iniciamos una política de creación de sociedades independientes que se especializaron en cada uno de los productos que fabricaba Talleres ARA. Al mismo tiempo, fue nuestra constante vocación crear tecnología propia que nos permitiera dar el salto de empresa manufacturera a sociedad con capacidad de acompañar a los fabricantes en el diseño y desarrollo de los componentes que nos confiaban.

Considero que mi aportación fundamental para la consolidación de Grupo Antolin como empresa líder del mercado de componentes de automoción, ha sido crear y liderar un equipo de profesionales altamente cualificados capaces de generar, bajo mi dirección, la confianza del sector, estableciendo políticas de sostenibilidad a medio y largo plazo, y especializándonos en productos de revestimiento del automóvil hasta convertirnos en una de los líderes mundiales de dichos componentes.

A nivel personal, Io más valioso que he recibido en mi pertenencia a la compañía ha sido el reconocimiento de la familia Antolin, de los empleados de la compañía y de nuestros clientes por un trabajo honesto de plena dedicación que puso, por delante de cualquier otro interés, la creación y el sostenimiento de una empresa capaz de contribuir al progreso social de España y del conjunto de países dónde en la actualidad se aporta bienestar a más de 30.000 familias.


AR.- Para referirse a su persona se suele utilizar la expresión "mano derecha de la familia Antolin. ¿Cómo describe su relación con la familia a lo largo de distintas etapas? ¿Cómo se ha ido construyendo la cultura empresarial propia del Grupo Antolin?


J.M.T.- Mi relación con la familia Antolin tiene dos aspectos claves: primero, amistad y, segundo, confianza.

Partiendo, como en cualquier proyecto empresarial, de la iniciativa de su creador, en este caso, de Avelino y José Antolin, los que después de esta fase inicial hemos participado en el éxito del proyecto somos actores secundarios y no por ello me siento menos orgulloso de haber contribuido al mismo potenciando, tal como anteriormente indiqué, una cultura empresarial de crecimiento sostenible con visión de largo plazo, que afrontó con éxito una política de internacionalización, cuando otras empresas de nuestro sector optaron por la inmovilidad que concluyó con su venta a las grandes multinacionales del sector.


AR.- Transmite una imagen de persona discreta, ¿cómo describiría su forma de liderazgo en su relación con sus equipos y con sus clientes a lo largo de su trayectoria en la compañía?


J.M.T.- Cualquier liderazgo debe basarse en una relación de confianza en el líder. Si tuviera que señalar la clave de mi larga duración a la cabeza de la gestión de Grupo  Antolin, consideraría que dicha clave sería la generación de confianza mutua con equipos profesionales y clientes. Esa opinión que se me atribuye de persona discreta nace de una expresión muy utilizada por nuestro primer presidente Avelino: "Debemos ser capaces de hacer hogueras sin humo".

Esa cultura de avanzar y hacer sin grandes alharacas ha impregnado y sigue haciéndolo la cultura de nuestra empresa



“Esa opinión que se me atribuye de persona discreta nace de una expresión muy utilizada por nuestro primer presidente Avelino: ‘Debemos ser capaces de hacer hogueras sin humo’" 


AR.- Usted ha contribuido de manera muy significativa a convertir a un proveedor local en España en una compañía líder mundial en la función de techos, además de globalmente competitiva en otras líneas de producto ¿Cuáles fueron las claves de su internacionalización/globalización de éxito desde la constitución del holding Grupo Antolin en 1985 y la primera implantación en el exterior en Reino Unido en 1989? ¿Cuál sería su visión de la proyección de la compañía en China, el mayor mercado mundial?


J.M.T.- En los años 80 se produce un hecho trascendental. Los centros de decisión de nuestros clientes ubicados en España pierden protagonismo y las decisiones se trasladan a Francia, Alemania, Estados Unidos Japón.


Nos dimos cuenta del reto que suponía tener que relacionarse en todos esos países con nuestros clientes si queríamos seguir progresando, e iniciamos la creación de centros Técnicos -Comerciales en los mismos.

Esta no fue una tarea fácil. Se enviaron responsables españoles para crear equipos que fueran capaces de establecer relaciones comerciales y sobre todo progresivamente aplicar las tecnologías que se creaban fundamentalmente en nuestro Centro de I+D de Burgos.

Tras la creación de estos centros Técnico-ComerciaIes en países clave y apoyados por nuestra capacidad tecnológica, se inició un proceso de internacionalización a nivel industrial respondiendo a las demandas de nuestros clientes.


“Nuestro futuro pasa por establecer progresivamente una importante presencia tecnológica en China”


Los fabricantes de vehículos establecieron progresivamente políticas de acción globales, lanzando el mismo vehículo o la misma plataforma en distintos países y fue preciso acompañarlos y situarnos en proximidad, máxime suministrando productos muy voluminosos como los techos, paneles o asientos del vehículo.

Nuestra presencia global ha sido, por tanto, un hecho solicitado por nuestros clientes y nuestro mérito ha consistido en ser capaces de responder a esa solicitud con la debida eficacia.


China, en efecto, viene siendo desde hace años un país líder mundial en la producción de vehículos y nuestra presencia en él ha sido imprescindible para garantizar la sostenibilidad de nuestra empresa. Hoy ya contamos en China con unidades productivas.

En la actualidad, China se está convirtiendo no sólo en líder productivo, sino en líder tecnológico y nuestro futuro pasa por establecer progresivamente una importante presencia tecnológica en dicho país


Iniciativa y compromiso

Culminada una carrera de casi 40 años en Grupo Antolin, José Manuel Temiño ha ejercido como asesor y miembro del Consejo de Administración de la multinacional española. “La etapa posterior al desempeño de mi posición como consejero delegado del Grupo, ha pasado por colaborar con sus órganos de Gobierno aportando la experiencia de la etapa anterior, pero al mismo tiempo asumiendo que el futuro reclamará nuevas estrategias y conocimientos en un mundo tan cambiante al que deberán enfrentarse las nuevas generaciones”.


El Dirigente de Honor en Categoría Proveedor de 2020, se muestra “convencido de que tanto el actual Consejo de Administración presidido por Ernesto Antolin como el equipo gestor encabezado por Jesús Pascual son capaces de responder con eficacia a los nuevos retos, manteniendo la iniciativa empresarial y el compromiso social que siempre han caracterizado al Grupo Antolin”.




   “Somos un proveedor de desarrollo estable que prioriza el servicio”
   “Estamos haciendo más invirtiendo lo mismo”
   “Desde que llegue al Ministerio he trabajado para reforzar la cadena de valor de la industria de automoción en España”
Europe battery industry 1 newspri misc

José Antonio Baquedano, Key Account Manager de Automotive de Omron Iberia

CREAFORM metrascan r black hd car frame inspection 047

Enfocadas a la obtención de mejores resultados en la toma de decisiones.

2º FORO EXCELENCIA

Linde Wiemann y Electroingenium, de CAAR, y Xpander (Grupo KH Vives), de AVIA protagonizan la segunda entrega del Foro de Excelencia 4.0

VOLKSWAGEN 5G

En sus factorías alemanas de Wolfsburg y Dresde.

Hyundai mobis plantas sistemas pila combustible hidrogeno e2e

Se levantarán a partir de una inversión de 950 milllones de euros.

Empresas destacadas