Movilidad eléctrica disruptiva en la ciudad sostenible (III): motos y scooters
Suscríbete

Movilidad eléctrica disruptiva en la ciudad sostenible (III): motos y scooters

1 SEAT MO 02
La scooter eléctrica de SEAT está pensada para desplazarse en entornos urbanos y extraurbanos.
|

A medida que el mundo cambia y crece la población en áreas urbanas, aumenta la necesidad de

proporcionar nuevas opciones de movilidad personal. La electrificación es la clave para cumplir con las exigencias del futuro, pero no siempre el turismo es la opción preferida de los usuarios. En una ciudad menos saturada, también serán más los que elijan las dos ruedas como respuesta a sus necesidades de movilidad.


Como parte de la gama SEAT MÓ, la división de micromovilidad urbana de la compañía española, SEAT ofrece la MÓ eScooter 125, una scooter eléctrica equivalente a una moto 125cc, con un pico de potencia de 9kW y una autonomía de 137 km. Se trata de la primera moto 100% eléctrica de la  compañía. Es capaz de acelerar hasta los 50km/h en 3,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 95km/h.  Diseñada para ofrecer comodidad, simplicidad y practicidad, la SEAT MÓ eScooter 125 dispone de tres modos de conducción (Eco, City, Sport) que se adaptan a diferentes situaciones. La marcha atrás hace más sencilla las maniobras y la batería, recargable entre 6 y 8 horas, se transporta como si se tratase de un trolley. 


Además, los motoristas pueden conectarse a su scooter mediante una aplicación smartphone, que permite múltiples funciones remotas. Su pantalla digital ofrece información relevante como velocidad, estado de carga de la batería, temperatura de la batería, del motor y del inversor, modos de conducción, velocidad media, autonomía y tiempo de conducción. Su apariencia queda definida por sus líneas afiladas que, junto a la horquilla de suspensión y su faro redondo con iluminación Full Led e intermitentes integrados en el carenado, hacen que el frontal sea claramente reconocible. La iluminación LED de la óptica posterior aporta elegancia y sensación de fluidez a la zaga.


Con una imagen deportiva, la scooter eléctrica de SEAT está pensada para desplazarse en entornos urbanos y extraurbanos, aspirando a construir ciudades más sostenibles, sin ruido, sin congestión y sin emisiones. Un objetivo, el de la movilidad sostenible, que va de la mano de la economía colaborativa y compartida. En esa dirección se mueve la marca española, entre cuyas aspiraciones se encuentra convertirse en un proveedor de servicios de movilidad diseñada para flotas. Aunque la Mó eScooter 125 está disponible en el mercado para la venta particular, también forma parte del ecosistema de movilidad compartida de ciudades como Barcelona.  


Lo explica Carlos de Luis, Director de Comunicación de SEAT España: "Los servicios de moticicleta compartida de SEAT MÓ funcionan a través de una aplicación móvil, mediante la que se puede buscar y reservar la eScooter más cercana para conducir por la ciudad. Una vez reservada, es posible desbloquearla y usarla todo el tiempo necesario. Una vez finalizado el viaje, se puede aparcar en cualquier lugar de estacionamiento de moticicletas dentro de los límites urbanos y finalizar su servicio a través de la aplicación". Una experiencia, bautizada como Seat MÖtorsharing, que sitúa a las dos ruedas como uno de los focos fundamentales de la movilidad urbana en el futuro.


Estrategia Kilómetro 0

Uno de los vehículos que ha llegado hace muy poco a nuestras ciudades es la Ray 7.7, de Ray Electric Motors. Se trata de un scooter homologado en categoría L3e, de unos 165 kg y una potencia de 10,7kW equivalente a 125cc. Cuenta con una autonomía de 150km y alcanza una velocidad máxima de 125km/h. Su batería, de 7,7 kWh, se carga a través de un enchufe común y, en 15 minutos, el usuario puede cargar hasta 16km. 


Su diseño, fabricación y distribución parten de la sede de Ray Electric Motors en Sant Joan Despí, Barcelona, obteniendo componentes, en su gran mayoría, de proveedores locales, una estrategia "kilómetro cero" que permite garantizar la calidad del proceso de fabricación y ofrecer un servicio posventa eficaz para los clientes. "Nuestro proceso de fabricación se puede dividir en dos fases diferenciadas", indican fuentes de la compañía, "en primer lugar, la producción del Powerblock que aloja todos los componentes de generación de energía de la moto, como las celdas, o el inversor. 


RAY 7.7 foto

El diseño, fabricación y distribución de los productos de Ray parten su sede Sant Joan Despí (Barcelona).


En la segunda fase se procede al ensamblaje de la moto, el cual se realiza en una línea de producción fabricada especialmente para responder a las necesidades de Ray Electric Motors". Esta calidad en el proceso de fabricación nos lleva a obtener un vehículo que destaca por su gran durabilidad, alcanzando "una vida útil muy por encima de la media de una moto en el mercado español", si bien "el cuidado y mantenimiento de la batería es lo que marcará la diferencia" a la hora de alargar su vida y sus prestaciones.

Una moto, la Ray 7.7, pensada y fabricada para su uso sostenible en un entorno urbano, que responde también a las necesidades de los conductores más avanzados. Entre sus prestaciones, dispone de un navegador integrado, un asiento regulable en altura, control a través de la app, marcha atrás y un novedoso diseño de baterías de alto voltaje. Además, dispone de tres tipos de conducción: city (aceleración media, regeneración alta); sport (aceleración alta, regeneración media) y flow (aceleración media, sin regeneración).

La Ray 7.7 ha llegado a Madrid y Barcelona durante los meses de junio y julio, con la apertura de los primeros distribuidores oficiales de la marca. Posteriormente se abrirán más puntos en las principales ciudades de todo el país.


25 años de soluciones innovadoras

Otro scooter eléctrico con gran penetración en el mercado español es el e-Ludix, la última solución de movilidad sostenible de Peugeot Motocycles.  Peugeot fue el primer fabricante que introdujo el scooter eléctrico en el mercado internacional, con el lanzamiento de Scoot'Elic en el año 1996, y desde entonces ha seguido buscando soluciones innovadoras en el ámbito de la movilidad sostenible. El e-Ludix es el cuarto modelo eléctrico de la compañía, que nace 25 años después del hito que supuso Scoot'Elic.


El chasis de e-Ludix se fabrica en India (Mahindra) mientras las baterías alemanas de Bosch se ensamblan en nuestra factoría francesa de Mandeure, la misma donde nació la marca Peugeot hace 210 años. La distribución y comercialización de estos vehículos se hace vía la red de concesionarios oficiales de Peugeot Motocycles. En el caso de España, son cerca de 100 puntos de venta repartidos por todo el territorio nacional.


3 TABLEAU DE BORD  E LUDIX


El chasis de e-Ludix se fabrica en India (Mahindra) mientras las baterías alemanas de Bosch se ensamblan en nuestra factoría francesa de Mandeure.


E-Ludix es la prolongación del modelo Ludix, un vehículo que alcanzó casi medio millón de unidades vendidas durante sus 20 años de comercialización.  El e-Ludix mantiene el diseño y la estética adaptándose a las necesidades del mercado actual, "conservando la parte ciclo para combinarla con una cadena de tracción de Bosch", indica Priscilla Sellier, responsable de comunicación de Peugeot Motocycles. E-Ludix equipa una batería portátil de litio-ion 48V de Bosch, reciclable y cuya una potencia es de 1,6kWh. Se carga con cualquier enchufe doméstico y necesita cuatro horas para la carga completa. El E-Ludix tiene una potencia máxima continua y una autonomía de 42km, y dispone de cuatro modos de conducción (Boost, Cruise, Go, Crawl).  En cuanto a la durabilidad, el e-Ludix alcanza una vida útil de 40.000 y cinco años.


Información publicada en el número 2.361 de AutoRevista.




Empresas destacadas