El Grupo Volkswagen reformula su estrategia de plataformas
Suscríbete

El Grupo Volkswagen reformula su estrategia de plataformas

VW MANAGEMENT BOARD
Comité de Dirección del Grupo Volkswagen. Foto: Grupo Volkswagen
|

El Grupo Volkswagen está realizando diversos anuncios durante esta semana. Después de detallar su estrategia de proyección en electromovilidad, comunica que mejorará sistemáticamente su modelo de plataformas. En el futuro, los vehículos y los servicios de todas las marcas del Grupo se apoyarán en gran medida en una base técnica estandarizada. La nueva hoja de ruta de plataformas del Grupo contiene cuatro elementos: hardware, software, baterías y carga, así como servicios de movilidad. Así es como el Grupo Volkswagen reducirá la complejidad, aprovechará las economías de escala y las sinergias entre marcas y, en general, acelerará la transformación del Grupo, que ya ha empezado. Para asegurar las inversiones en futuras tecnologías, el Grupo continuará focalizándose en su negocio principal y reforzando su base financiera.


En este contexto, durante la presentación de los resultados financieros del pasado ejercicio, Herbert Diess, consejero delegado del grupo alemán, afirmó que “la electrificación y la digitalización están cambiando el vehículo más rápida y radicalmente que nunca. Las economías de escala son absolutamente esenciales en ambos casos. Nuestra hoja de ruta de plataformas nos situará en todavía mejor posición para aprovechar todo el potencial que ofrece nuestra alianza de Grupo. Juntando las fortalezas de nuestras grandes marcas, seremos capaces de escalar nuestras tecnologías futuras aún más rápidamente y maximizar el número de personas que se benefician de ellas”.


La Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) se está desplegando en Europa, China y Estados Unidos. En 2022, el Grupo en su conjunto ofrecerá 27 vehículos basados en la MEB. Además, durante el próximo año, el Grupo lanzará sus primeros vehículos basados en la Plataforma Eléctrica Premium (PPE), con una aceleración más rápida, mayor autonomía y tiempos de carga más cortos. A mediados de la década, el Grupo quiere desarrollar la Plataforma de Sistemas Escalables (SSP), la nueva generación de plataformas de vehículo totalmente eléctricas, completamente digitales y altamente escalables, sobre las que podrán fabricarse los modelos de todas las marcas y segmentos.


Para la conectividad y el software de a bordo, en los próximos años Volkswagen quiere desarrollar los efectivos de las sinergias entre todas las marcas. Todo ello se basará en el sistema operativo VW.OS suministrado por Car.Software-Org., que se estableció en 2020. Le seguirá la versión 1.2 con la PPE. La versión 2.0 se desplegará más adelante en el conjunto del Grupo, con la SSP. Para entonces, la parte del software desarrollado internamente habrá pasado del 10% actual a un 60%. Car-Software-Org. también está desarrollando las bases técnicas para la conducción autónoma, los modelos de negocio basados en datos y los nuevos servicios de movilidad.


Además, Volkswagen también está siguiendo una estrategia de plataformas en materia de baterías y carga: a partir de 2023, el Grupo introducirá una celda unificada, que se escalará a nivel mundial. En 2030, se prevé que la celda unificada vaya instalada en cerca del 80% de los vehículos eléctricos del Grupo, sin importar la marca. De esta forma, Volkswagen reducirá el coste de las celdas de batería en un 50% en el segmento de entrada, y en un 30% en el segmento de volumen. Para poder dar respuesta a la demanda de celdas de baterías, Volkswagen y sus socios tienen previsto construir seis fábricas de celdas en Europa antes de que acabe la década, con una capacidad total de 240 gigavatios hora. El Grupo también impulsará la expansión de la red pública de carga rápida en Europa, China y EE.UU.


El cuarto elemento de la nueva hoja de ruta de plataformas incluye los servicios de movilidad y otros servicios. Estos incluyen, entre otros, el servicio de taxi compartido de MOIA, la oferta de coche compartido de WeShare y los servicios de subscripción flexible de Volkswagen Bank. A medida que desarrolla su oferta de servicios, Volkswagen va adquiriendo experiencia en los sistemas, que desarrolla de la mano de socios cuando es necesario. Herbert Diess asegura que “Volkswagen también será el campeón de las plataformas en el nuevo mundo de la movilidad. Nuestra hoja de ruta marca claramente como lo conseguiremos, permitiéndonos acelerar nuestra transformación en un grupo de movilidad basado en software. Nos embarcaremos en este viaje con un Comité Ejecutivo reformado y una base financiera sólida. Nuestro buen rendimiento en 2020, un año dominado por la crisis, nos dará un impulso adicional”.


Frank Witter, responsable de Finanzas e IT del Comité Ejecutivo del Grupo, declaró que: “el Grupo Volkswagen volvió a demostrar su fortaleza en 2020, a pesar de los retos continuados planteados por la pandemia de Covid-19. Nuestro beneficio operativo antes de extraordinarios, de más de 10.000 millones de euros, superó con creces las expectativas generadas durante el pico de la pandemia, en primavera de 2020. Estamos muy satisfechos de que – a pesar de la pandemia – el Grupo Volkswagen haya cumplido su objetivo estratégico de generar un cash flow neto de más de 10.000 millones de euros en 2020”.


El Grupo prevé entregar un millón de vehículos eléctricos durante este año. En 2020, el Grupo triplicó sus ventas de vehículos totalmente eléctricos. El Grupo tiene por objetivo ser el líder del mercado global de movilidad eléctrica en 2025, como fecha límite. Para ello, la compañía tiene previsto invertir cerca de 46.000 millones de euros en movilidad eléctrica y en la hibridación de la flota durante los cinco próximos años. Hasta 2030, se prevé que la parte de los vehículos totalmente eléctricos en Europa crezca hasta el 60%. El Grupo se ha negado a comprometerse con una fecha concreta para el final de la tecnología de combustión interna, dadas las diferencias regionales en cuanto al uso de energía primaria y las condiciones normativas.


En lo que respecta a la marca homónima del Grupo, su CEO, Ralf Brandstätter,  máximo responsable de la División de Turismos, remarcó que "hemos gestionado con éxito la pandemia del coronavirus. Tras una primera mitad de año difícil, hemos contraatacado con una estricta disciplina de costes y buenos resultados de venta. Volkswagen anunció un beneficio operativo de 454 millones de euros antes de extraordinarios, por lo que ha conseguido mantener la rentabilidad incluso durante la crisis del año 2020. Por lo tanto, incluso a pesar de los tiempos excepcionalmente difíciles de la pandemia, hemos sido capaces de invertir de forma significativa en el futuro. Como consecuencia, hemos conservado la libertad que necesitábamos para seguir impulsando vigorosamente nuestra transformación, a pesar de todos los retos a los que nos hemos enfrentado. Esto nos permitirá seguir apretando el acelerador durante 2021 con nuestra estrategia Accelerate”. 


Volkswagen logró una reducción interanual de los costes fijos de cerca de 1.000 millones de euros. La estricta gestión de los costes surtió pleno efecto, particularmente en el tercer trimestre y, especialmente, en el cuarto. Por otro lado, el fabricante germano asegura que se convertirá en uno de los primeros fabricantes que permite a sus clientes en Alemania comprar vehículos eléctricos de forma totalmente online.

 Antes de finales de marzo, los primeros vehículos ID.4 se entregarán a los clientes en muchos mercados europeos. Las entregas en Alemania empezarán el 26 de marzo. A finales de febrero, ya se habían recibido 23.500 pedidos para este modelo en toda Europa. Asimismo, este año, Volkswagen añadirá a la gama el ID.4 para el mercado chino.


Con una previsión de inversiones de 16.000 millones de euros hasta 2025, Volkswagen se ha fijado el objetivo de lograr una reducción de los costes fijos del 5% hasta 2023. Medidas como la congelación del tamaño de la plantilla en los niveles de enero de 2021, combinada con los pactos de jubilación parcial, de acuerdo con las directrices marcadas conjuntamente con el Comité de Empresa, ayudarán a cumplir este objetivo. Otras metas incluyen el incremento de la productividad de las fábricas en un 5% anual, la reducción de los costes materiales en un 7% y la mejora sostenible de la rentabilidad en las regiones. 


Volkswagen espera un fuerte incremento de las entregas durante el próximo año, así como un crecimiento interanual significativo de la facturación. En términos de rentabilidad operativa, Volkswagen apunta a un rango objetivo de entre el 3 y el 4% en 2021. Alexander Seitz: “A pesar de los contratiempos provocados por la pandemia de coronavirus, seguiremos trabajando de forma consistente para cumplir con nuestro objetivo de lograr un margen del 6% en 2023”.

   El Grupo Volkswagen construirá seis gigafactorías de baterías en Europa
   SEAT y Grupo Volkswagen traccionan un proyecto multisectorial hacia un ecosistema eléctrico
   Grupo Volkswagen y Microsoft refuerzan su colaboración en conducción autónoma
Empresas destacadas