Comienza la producción del Audi Q8 e-tron
Suscríbete

Comienza la producción del Audi Q8 e-tron

Audi Q8 Bruselas
Arranque de la producción del nuevo Q8 e-Tron. Foto: Audi
|

    La salida de del primer Audi Q8 e-tron marca el comienzo de una nueva era para el buque insignia de la

    gama de SUV eléctricos de Audi. Desde que se inició en 2018 la fabricación del Audi e-tron en la planta de Bruselas, se han comercializado alrededor de 160.000 unidades. Gerd Walker, director de Producción y Logística de Audi, afirma que  “con su mayor eficiencia y autonomía, así como su afinado diseño, el nuevo Audi Q8 e-tron supone una firme declaración a favor de la electromovilidad. Bruselas ha realizado un trabajo muy valioso. Estamos aprendiendo de la experiencia que nos otorga haber entregado alrededor de 160.000 vehículos en todo el mundo. Como siguiente paso aprovecharemos esta experiencia para aumentar la producción de baterías en Ingolstadt”


    Audi se centra en transformar la producción desde dentro hacia fuera, con el objetivo de anunciar el futuro de los procesos de fabricación en la marca de los cuatro aros: la “factoría360”.  Para Audi, invertir en las plantas existentes es sinónimo de “sostenibilidad en acción”, tanto desde el punto de vista económico como desde el ecológico y el social.


    Para  Xavier Ros, director de Recursos Humanos y Organización de Audi, la planta belga aporta valiosos conocimientos sobre los programas específicos de cualificación de los empleados: “La experiencia que Bruselas ha adquirido desde 2018 puede utilizarse en todas las sedes del Grupo Audi”. Por su parte, el director de la planta de Bruselas, Volker Germann, afirma que  “para construir el Audi Q8 e-tron hace falta algo más que toda nuestra infraestructura. Por encima de todo está nuestro equipo de apasionados empleados, que se unen para hacer posible la fabricación de este coche”


    A partir de 2025 la producción en todas las plantas de Audi será neutra en carbono, como parte del programa medioambiental de toda la compañía Mission:Zero. Bruselas logró este hito ya en 2018, y en 2020 fue nombrada “Fábrica del Futuro” por Agoria, la mayor organización patronal y asociación profesional de Bélgica. El emplazamiento cambió a la energía verde en 2012. Entre otras

    medidas, Audi Bruselas instaló uno de los sistemas fotovoltaicos más grandes de la región, con

    una superficie de 107.000 metros cuadrados. Las empresas que suministran las celdas de las baterías están obligadas a utilizar únicamente fuentes de energía renovables para la producción. 


    Desde mayo de 2022, los motores eléctricos para el sistema de propulsión del vehículo se transportan de Hungría a Bruselas por ferrocarril utilizando una ruta de aproximadamente 1.300 kilómetros, una medida que reduce las emisiones de carbono en unas 2.600 toneladas anuales respecto al transporte con camiones.


    Muchos de los vehículos nuevos que salen de las factorías de Audi se entregan con combustible ecológico R33. Tras la transición de las estaciones de servicio de los centros de producción al R33 Blue Diesel el año pasado, ahora también se ha implementado el R33 Blue Gasolina. Desde marzo de 2021 las estaciones de servicio de Audi en las factorías de Ingolstadt y Neckarsulm suministran combustible ecológico R33 Blue Diesel. Como complemento, el R33 Blue Gasolina sustituye ahora a la gasolina convencional E10. 


    El R33 Blue Gasolina y el R33 Blue Diesel constan de un tercio de componentes renovables, basados exclusivamente en materiales residuales y de desecho. Se trata, por lo tanto, de biocombustibles de segunda generación. La parte renovable de la gasolina consiste en un 10% de combustibles oxigenados como el etanol y un 23% de bionafta, que se obtiene de materiales residuales como el talloil, un subproducto de la producción de pasta de papel. El R33 Blue Diesel se compone de un 26% de combustible parafínico renovable, es decir, HVO (aceite vegetal hidrotratado), y un 7% de biodiésel; el 67% restante está compuesto por combustible fósil.


    Los combustibles sostenibles R33 Blue reducen las emisiones de CO2 en al menos un 20% en comparación con el gasóleo y la gasolina fósiles en el análisis “well-to-wheel” (del pozo a la rueda), y la cifra va en aumento. Al financiar proyectos medioambientales certificados, los productores de combustible mejoran aún más el impacto medioambiental de los componentes fósiles restantes en los combustibles R33 Blue. Dentro de la estrategia de reducción del efecto global de los gases de efecto invernadero, el uso de este tipo de combustibles es un paso importante hacia el objetivo de Audi de alcanzar la neutralidad de carbono en sus centros de producción para 2025.


    El combustible R33 Blue Gasolina cumple la norma DIN EN 228 aplicable a la gasolina, lo que significa que cualquier vehículo homologado para funcionar con gasolina Súper 95 E10 puede utilizarlo. Los combustibles R33 se han desarrollado en colaboración con Shell y Bosch. Audi y el Grupo Volkswagen aportan sus conocimientos técnicos para, en colaboración con los fabricantes de aceites minerales y proveedores de energía, garantizar la compatibilidad de los motores existentes con los combustibles renovables, conocidos como reFuels.


    Además de las estaciones de servicio de Audi, Volkswagen y Bosch, el R33 Blue Diesel ya está disponible en las gasolineras públicas. Sin embargo, la gasolina Súper E10 y el gasóleo con un contenido de biodiésel de hasta el 7% (indicado con el símbolo B7) siguen siendo los combustibles estándar en Alemania. Los fabricantes de aceites minerales también tienen previsto utilizar R33 Blue Gasolina en la red de gasolineras existente. El uso de reFuels no requiere ningún ajuste de hardware en las estaciones de servicio. 


    Con su estrategia “Vorsprung 2030” Audi apuesta por la movilidad eléctrica con baterías. Los combustibles renovables son un complemento, al permitir que los motores de combustión interna sean más respetuosos con el clima. Constituyen un medio eficaz de defosilización, tanto a corto plazo como a partir de 2033, cuando la marca de los cuatro aros tiene previsto dejar de producir motores de combustión en Europa. En el futuro, Audi y el Grupo Volkswagen tienen previsto utilizar más combustibles renovables en sus vehículos para ayudar a reducir la huella de carbono de la flota actual. 


    Audi utiliza combustibles R33 en Ingolstadt y Neckarsulm. Repostar la flota de vehículos de empresa con combustibles renovables contribuye a reducir aún más las emisiones de CO2, puesto que las emisiones de estos vehículos también se contabilizan entre las emisiones totales de una fábrica. Esto permite avanzar en el objetivo de Audi de conseguir que sus centros de producción sean neutros en carbono neto para 2025.   

Sesion1 ECOMOB banner

Proyecto concebido para impulsar el desarrollo de una plataforma y comunidad virtual que favorezca la colaboración para el desarrollo de proyectos de movilidad sostenible e inteligente.

Stellantis lider 2022

Produce turismos eléctricos puros en sus tres plantas españolas

800x600px sustainable car ga 2023

Se trata de un sustrato de techo para vehículos con poliuretano obtenido a partir de residuos vegetales y con un revestimiento reciclado.

Groupe CAT Inauguracion 004

El operador logístico pone en marcha sus nuevas instalaciones de más de 28.000 m2 a tan solo 34 kilómetros de Madrid

5753339

La asociación europea de constructores, ACEA. analiza el parque automovilístico en función del tipo de vehículos (pasajeros, vehículos comerciales ligeros, vehículos comerciales medianos y pesados y autobuses).

Empresas destacadas