​Mercedes EQA 250, en el nombre de la Estrella
Suscríbete

​Mercedes EQA 250, en el nombre de la Estrella

2
​Mercedes EQA 250. Fotos: José Manuel González Juárez
|

Todos los EQ están desarrollados a partir de una plataforma específica que permite la propulsión eléctrica y, a excepción del EQS que es una pura berlina y el EQV que es un monovolumen, todos se encuadran dentro del segmento SUV dada la gran aceptación y demanda que tiene este tipo de vehículos en la actualidad. El Mercedes EQA 250 es un SUV construido sobre la plataforma MFA2 y en esta versión concreta tiene tracción delantera y una autonomía homologada de 424 km que, en nuestro caso, recién retirado el cable del cargador, nos llegó a marcar 427 km. 


La realidad es que la autonomía real por nuestra experiencia suele estar en torno a un 15-20% menos debido a que las condiciones de homologación no son las mismas que las de circulación en carretera abierta y hay otros elementos de consumo energético que, en el caso de un eléctrico, hacen que la bajada de autonomía se note más. 


Entre los puntos fuertes se encuentran los cuatro modos de frenada regenerativa de que dispone


En cualquier caso, dadas sus excelentes prestaciones y la batería de 66,5 kWh de capacidad, da juego y bastante para hacer rutas interesantes. Si, a mayores, practicamos una conducción eficiente, y usamos correctamente el modo regenerativo que tiene este modelo, podemos obtener resultados espectaculares como sucedió en uno de los recorridos de esta prueba.  


Interior de familia

Este modelo comparte plataforma con el GLA y su cuadro de mandos resulta similar. Como es habitual en la marca, los materiales, el tacto de estos y la calidad de los ajustes alcanzan niveles muy elevados, aunque los paneles interiores de las puertas, ante un poco de presión, se deforman ligeramente, transmitiendo una sensación que, cuanto menos, sorprende. Asimismo, los guarnecidos de los pilares A también tienen un ligero movimiento que debería revisarse.


La instrumentación digital, con una pantalla tipo tablet que incorpora los relojes y la pantalla multifunción que, por supuesto, es configurable con diferentes colores y estilos. En la zona central que correspondería a la pantalla multimedia en otro pantalla multimedia de otro turismo, se ubica una multipantalla de gran formato. Aquí disponemos de numerosas aplicaciones y funciones así como de información que nos proporciona el vehículo. Ambas pantallas se pueden calificar como espectaculares por definición y calidad de imagen pero, la central queda tapada por el volante en la posición de conducción normal y también por nuestra mano cuando llevamos agarrado el volante. 


Tal vez, un poco más desplazada hacia la derecha, apenas 3-4 cm sería se podría ver la pantalla entera sin tener que mover lateralmente la cabeza. Como detalle vistoso, justo en frente del copiloto se encuentran unas inserciones de luces que le da un toque “galáctico”. Las luces interiores pueden cambiar de color si bien, en las ventanillas laterales producen molestos reflejos a los que se suman los de las salidas de aire del salpicadero tanto de noche por que van iluminadas como de día porque van acabadas en aluminio.


La posición de los mandos es excelente y no se reuqieren movimientos forzados para accionar ningún mando. Las funciones del vehículo se pueden manejar bien desde el touch pad ubicado entre los asientos, como si de un ordenador portátil se tratase, bien desde la propia pantalla que es táctil o bien desde los mandos del volante por lo que todas las preferencias de manejo de los diferentes conductores están cubiertas.  


11



Los asientos delanteros son sencillamente perfectos, duros y con unas regulaciones que permiten encontrar la posición de conducción perfecta. Tal vez un poco más de sujeción lateral les haría ganar algún punto más. Los asientos traseros también destacan por su comodidad, si bien la altura entre la banqueta y el suelo del coche quizá sea un poco escasa.


Los asientos delanteros son sencillamente perfectos, duros y con unas regulaciones que permiten encontrar la posición de conducción perfecta


El acceso a estos asientos se realiza por cuatro puertas de tamaño propio de una gran berlina de mucho mayor dimensión de la que tiene este EQA. Sorprende, sobre todo la parte trasera, que en este tipo de SUV´s suele requerir de ciertas posturas o pequeños saltos para poder entrar o salir.


El maletero es correcto para este tipo de vehículo en el que a mayores podemos abatir los asientos para ganar un espacio extra. Como punto negativo, decir que siendo un eléctrico, no tiene un hueco propio y específico para el cargador y el cable y que, o bien nos las ingeniamos para colocarlo en el pequeño hueco que queda debajo donde se aloja el kit de reparación de pinchazos o lo dejamos en cualquier parte del maletero.



4


El techo de cristal permite que entre la luz y amplía la sensación de luminosidad en el interior. Este techo, tiene una cortinilla interior que podemos abrir de forma total o parcial, sólo para las plazas delanteras. Asimismo, en la parte delantera podemos abrir el techo, bien levantando el cristal por la parte trasera o deslizándolo hacia atrás.


Exterior futurista-conservador

El exterior del EQA tiene la imagen típica de Mercedes. En este caso, al ser un modelo eléctrico, se busca una mejor aerodinámica por lo que la parte delantera tiene tapada la rejilla principal de aireación. Presenta una muy larga en la parte inferior, a modo de bigote, con unas aberturas verticales en las esquinas para que la corriente de aire que se genera ofrezca menos resistencia por la generación de turbulencias en los pasos de ruedas.


Visto de perfil, gana mucho protagonismo las ruedas debido a las molduras de los pasos de rueda y de la parte inferior de la carrocería que reducen la superficie visible de chapa. El pilar C también es muy estrecho, alargando la tercera ventanilla y dando una sensación de amplitud al habitáculo y engañando con la capacidad del maletero que aparenta ser más pequeño de lo que realmente es. Con ello se consigue una imagen juvenil y nada pesada.


La trasera puede que sea la parte más espectacular del vehículo. Los faros continuos de lado a lado con la cubierta oscurecida le dan un aspecto, de primera imagen, raro, pero, después de verlo un par de veces, nos resulta atractivo, sensación que se acentúa de noche cuando se ilumina por completo.  En conjunto, mirándolo en diagonal, da sensación de ser un vehículo más pequeño de los 4,46 metros que mide realmente y si que transmite sensación de robustez y seguridad.


Mecánica muy equilibrada

Este EQA 250 incorpora un motor eléctrico asíncrono de 190 CV de potencia con un par máximo de 375 Nm situado en la parte delantera transversalmente. La tracción es delantera y no lleva caja de cambios, sólo un reductor.


8


La batería es de iones de litio de 66,5 kWh de capacidad útil y está colocada en posición central en el suelo del coche. Tiene un peso de aproximadamente 500 Kg y funciona a 420 V. La carga se puede realizar mediante corriente continua o alterna hasta 100 kW de potencia y la refrigeración de la misma se realiza por líquido y tiene una garantía de 160.000Km u ocho años.


La suspensión es McPherson en el eje delantero y paralelogramo deformable en el trasero en ambos casos con muelles, amortiguadores y barra estabilizadora tanto delante como detrás.  La dirección es de cremallera con asistencia eléctrica y los frenos son de disco a las cuatro ruedas.


Seguridad y confianza

Los SUV´s eléctricos cuentan con una baza a su favor y es el peso de las baterías en su parte más baja. Esto hace que el centro de gravedad del conjunto baje y se equilibre más entre las ruedas delanteras y traseras. A mayores, este EQA incorporaba unos neumáticos generosos de 235 mm de sección y perfil 50 con lo que se consigue un agrado de conducción excelente sin que haya excesivas oscilaciones y balanceos que restan confianza en la conducción. No es un coche ágil debido a sus más de dos toneladas de peso, pero si es un coche muy predecible en sus reacciones y en su comportamiento, es decir que transmite seguridad y confianza.


No es un coche ágil debido a sus más de dos toneladas de peso, pero si es un coche muy predecible en sus reacciones y en su comportamiento


Cuenta con cuatro modos de conducción, Eco, Comfort, Sport e Individual de los cuales, la opción más equilibrada en cuanto a obtener un buen rendimiento del vehículo es la Comfort ya que las prestaciones son buenas y el consumo en la media para este vehículo. Otro modo interesante es el Individual. Aquí el sistema nos permite modificar algunos parámetros como la respuesta del motor, la dirección y el ESP. Elegí la opción Individual y el parámetro de respuesta del motor lo dejé en modo Comfort y tanto la dirección como el ESP los puse en modo Sport. Con ello se consigue un tacto en la dirección un poco más duro y un ESP más permisivo, sin excesos, pero que por lo menos se consigue una mejor precisión con el volante a la hora de trazar y que el control de estabilidad, al actuar menos veces, no nos produce variaciones de velocidad que luego, a la hora de reacelerar, es donde se produce el aumento de consumo.


Otro de los puntos fuertes del coche son los cuatro modos de frenada regenerativa de que dispone. Va desde el D+ donde no existe ninguna retención por parte del motor, por tanto regeneración nula, a D—donde la regeneración es máxima y la retención del motor también. Esto es muy útil en ciudad para practicar la conducción con un solo pedal y así conseguir el consumo más bajo y el menor desgaste de frenos a la vez que una mayor suavidad de conducción.


Dinámicamente es silencioso si bien peca de lo que pecan todos estos vehículos eléctricos, de aislamiento acústico. Estos coches son pesados y cierto es que sus mecánicas apenas provocan ruido por lo que una estrategia es reducir aislantes acústicos. El problema viene cuando se circula por ciertas carreteras con asfalto rugoso donde el ruido de rodadura que llega al interior es elevado y en cierto modo, desluce un poco el buen concepto y la buena imagen del coche.


Los frenos ofrecen una magnífica respuesta, si bien el tacto del pedal transmite una sensación artificial hasta coger el punto adecuado y evitar frenazos. Una vez que se pasan estos dos centímetros iniciales de recorrido, el tacto es suave y progresivo y se nota la potencia que tiene. En una frenada de emergencia, detiene al EQA sin dudar y sin que notemos la mencionada aparente falta de precisión en el pedal.


Practicando una conducción eficiente en nuestro recorrido en ciudad el consumo fue de 16 kWh/100 km si bien las temperaturas estaban en los 34º y llevaba el climatizador puesto a 24º. En carretera, los consumos fueron de 17,4 kWh también con temperaturas que superaban los 30º lo que son datos bastante buenos dadas las prestaciones del coche y que, el consumo del sistema de climatización es aproximadamente un 10% de estas cifras lo que, en unas condiciones no tan extremas de calor, hubiésemos obtenido unos resultados que estarían en los 14 y 16 kWh aproximadamente. Por tanto, es importante adecuar nuestro estilo de conducción para obtener buenos resultados y ver que para ciertos usos, un eléctrico puede ser una opción muy válida.



En líneas generales el EQA no defrauda en absoluto, es un coche robusto, bien construido, con acabados que esperamos de la marca y con una tecnología tanto de serie como la que podemos instalar como extra por encima de la media. Está lleno de detalles que hacen del vehículo una opción muy apetecible para quien busque un SUV y que su movilidad encaje dentro de los parámetros de este coche.  

   Nissan Qashqai, lujo en la clase media
Control robots portatil industria 123rf

El encuentro cuenta con el patrocinio de Automobile Barcelona, Fira de Barcelona, KUKA y Leyton, y con la colaboración de AECIM

Premios Impulso

Los Premios Impulso pretenden poner en valor los desarrollos que se realizan en España en materia de movilidad sostenible, eficiente, segura, conectada e inteligente.

1 equip auto

Carta del Director del número 2.373 de AutoRevista

4e8a99361b260336fae058bbfa5f6fa53c87d668

El nuevo logotipo supone una reinterpretación del óvalo original de 1919, siendo ésta su décima evolución en los 103 años de historia de la marca.

Alpine announces Dieppe based production for its new GT XOver 5

La firma de Renault Group anuncia la creación de Alpine R&D Lab, una nueva unidad de negocio que pone los recursos técnicos y humanos de Alpine a disposición de proyectos de desarrollo.

Empresas destacadas