Renault Captur E-TECH, argumentos para triunfar
Suscríbete

Renault Captur E-TECH, argumentos para triunfar

Apertura
El Captur E-TECH se fabrica en la planta de Groupe Renault en Valladolid, sobre la plataforma CMF-B, Foto: Francisco Javier Martínez
|

El Captur E-TECH presenta un alto nivel de calidad, un elevado confort en todo tipo de superficies y una elevada eficiencia, sobre todo en ciudad, donde su sistema eléctrico desata todo su potencial. El Renault Captur, uno de los modelos más exitosos de la marca a nivel europeo, ha sido el elegido por el grupo francés para desarrollar su primer vehículo híbrido enchufable de producción en serie. Al igual que sus hermanos con motor térmico, el Captur E-TECH se fabrica en la planta de Groupe Renault en Valladolid, y lo hace sobre la plataforma CMF-B, la misma que utiliza el Renault Clio.


Precisamente el Renault Clio fue el encargado de estrenar el apellido E-TECH en nuestro mercado, aunque lo hacía con una configuración híbrida no enchufable. Ahora, el B-SUV de la marca del rombo da un giro de tuerca a esta propuesta para aunar habitabilidad, confort, eficiencia… y conseguir la etiqueta Cero Emisiones de la DGT.


Casi sin cambios

Uno de los puntos positivos de esta versión híbrida enchufable es que presenta muy pocas variaciones respecto al resto de la gama. Estéticamente mantiene el mismo diseño que el Captur de segunda generación, con cambios muy sutiles tanto en el interior como en el exterior. Por fuera, debemos buscar los emblemas E-TECH y la tapa adicional para la toma de carga, ubicada en el lado derecho, para percibir estas mínimas variaciones.


Nos gusta el empleo de cromados por toda la carrocería, que le otorgan un plus de distinción al conjunto, la proliferación de superficies en color negro para subrayar su carácter SUV, los faros con tecnología led y las múltiples opciones de personalización, incluyendo la carrocería bitono de nuestra unidad.


Las dimensiones también son las mismas. Mide 4.227 mm de largo, 1.797 mm de ancho y 1.576 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.639 mm. Eso sí, el volumen del maletero sufre de manera muy sensible la incorporación de esta tecnología, ya que los 422 litros del Captur convencional se reducen a 265 litros en esta versión E-TECH. También se pierde el doble fondo, que queda ocupado por la batería, el cable de recarga y el kit de reparación de pinchazos. Sin embargo, gracias a que la banqueta trasera puede deslizarse hasta 16 cm, esta capacidad puede ampliarse hasta los 379 litros.


Interior de calidad

El interior de la variante híbrida enchufable del Captur da un importante salto adelante en cuanto a calidad percibida. Los materiales son de buena calidad, abundan los plásticos blandos y los ajustes, en general, son bastante buenos. Los asientos adoptan un diseño muy deportivo, con inserciones en cuero y detalles en color blanco. En general son  cómodos, aunque ganarían enteros si incluyeran regulación eléctrica y, sobre todo, un mayor agarre lateral. 


El puesto de conducción es bastante cómodo y todos los mandos son de fácil acceso y están bien enfocados hacia el conductor. Mantiene el volante multifunción característico de la marca, a través del cual podemos ver un cuadro de instrumentos digital de 10,2 pulgadas, completamente configurable. Además de ofrecer información detallada en la línea de visión del conductor, cambia de aspecto en función del modo de conducción elegido.


En el centro del salpicadero destaca otra pantalla táctil de 9,3 pulgadas, colocada de forma vertical. Esta pantalla permite controlar el sistema de información y entretenimiento de la marca, incluyendo el navegador, los sistemas multimedia y las opciones de conectividad mediante Apple CarPlay y Android Auto. También permite acceder a los datos del sistema eléctrico del vehículo, como el estado de carga de la batería o el flujo de energía.


Al margen de estas pantallas, aplaudimos la decisión de Renault de mantener los controles manuales para la climatización. En este caso, la firma francesa ha optado por tres ruedas de fácil manejo para controlar la velocidad del ventilador, la temperatura y las salidas de aire.


Las plazas traseras son cómodas para dos ocupantes, aunque la central no es aprovechable para viajes largos. Hay distancia suficiente para las piernas con la banqueta en su posición más retrasada, si bien la caída del techo reduce de manera sensible el espacio para la cabeza, algo que notarán los ocupantes más altos. Un detalle que nos ha llamado la atención es la pequeña consola con salida de aire acondicionado, dos tomas USB y una toma de 12 V, un elemento que no es fácil de encontrar en este segmento.


Pensado para el ahorro

El Renault Captur E-TECH presenta la cifra de potencia más alta de toda la gama, aunque no por ello nos encontramos ante la versión más rápida. Su configuración mecánica está compuesta por un motor de gasolina atmosférico de 1.6 litros y 91 CV y dos motores eléctricos de 34 y 67 CV. Cuando los tres propulsores actúan de manera conjunta –como en el modo Sport–, la potencia máxima es de 160 CV, cinco más que el Captur TCe 155 CV.


A pesar de este pico de potencia, el Captur E-TECH es un modelo más enfocado al confort que a las prestaciones. Y es que sin la asistencia de los motores eléctricos, toda la responsabilidad recae en el motor térmico de 91 CV, que, además, tiene que lidiar con un peso de 1.639 kg, unos 250 kg más que el gasolina equivalente. Así, acelera de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos, mientras que el Captur TCe de 155 CV homologa 8,6 segundos.


A pesar de ello, el manejo es muy similar al del resto de la gama Captur. Es cierto que a bajas revoluciones se muestra algo más perezoso a la hora de ganar velocidad por el peso extra del sistema eléctrico, aunque a velocidad de crucero recupera el nivel de agilidad que caracteriza a este modelo. Uno de los apartados mejor trabajados es el del confort acústico. En carretera es extremadamente silencioso y solo se filtra algo de ruido al interior cuando exigimos el máximo a su sistema de propulsión. La suspensión, aunque algo blanda para nuestro gusto, cumple esa misma función de añadir un plus de confort durante la marcha.


No podemos cerrar este apartado sin nombrar el buen comportamiento de la innovadora caja de cambios del Captur E-TECH. De desarrollo propio, esta transmisión tiene nada más y nada menos que 15 velocidades y es sorprendentemente suave, ya que no existe ningún tipo de rozamiento mecánico. No tiene embrague y nos proporciona una conducción libre de tirones. Como es habitual en este tipo de vehículos, incluye un modo B para incrementar la eficacia del sistema de frenada regenerativa.


50 km de autonomía eléctrica

El Captur E-TECH cuenta con una batería de 9,8 kWh de capacidad bruta firmada por LG y 7,5 kWh de capacidad neta. Con ella, homologa 50 km de autonomía eléctrica, aunque Renault eleva esa cifra a 65 km en conducción urbana. La nota negativa es que acepta una carga máxima de 3,7 kW, lo que elimina la posibilidad de realizar una carga rápida. De hecho, el Captur E-TECH solo incorpora de serie un cable de carga para red doméstica. Por lo tanto, en una toma convencional de 2,3 kW, necesitaremos entre cuatro y cinco horas para una recarga completa.


El sistema de propulsión eléctrico permite hasta tres modos de conducción: Pure (100% eléctrico), My Sense (regula automáticamente los diferentes motores y la carga de la batería) y Sport (para un comportamiento más deportivo). Asimismo, incluye la función E-Save para conservar un mínimo del 40% de la batería para conducir en modo eléctrico cuando más nos interese, por ejemplo en ciudad.


Al margen de las cifras de autonomía eléctrica homologadas por la marca, desde nuestro punto de vista lo más recomendable es circular en modo My Sense para optimizar el consumo en carretera. De esta forma podemos reducir de manera muy sensible el gasto de gasolina en todo el rango de utilización y, lo que es más importante, conservar la electricidad almacenada en la batería para utilizarla en entornos urbanos, donde destaca claramente por confort y eficiencia.

   Citroën ëC4: confort y dinamismo a partes iguales
Empresas destacadas