​“Vemos posibilidades reales de recuperación”
Suscríbete
Salvador Giró, presidente de AER Automation

​“Vemos posibilidades reales de recuperación”

Salvador giro (3)
Salvador Giró, presidente de AER Automation. Foto: AER Automation
|

AutoRevista.- ¿Cómo ha cambiado la COVID-19 la proyección y progresión de la robótica y automatización en automoción?

Salvador Giró.- Hace ya algunos años que se ve una clara tendencia, en todas las industrias, y especialmente en la del automóvil, a automatizar y robotizar todos los procesos de producción. Esto es debido a que la capacidad productiva aumenta de forma radical en las empresas que han tomado el camino de la digitalización en todo el proceso productivo. A día de hoy, el efecto de la COVID-19 no ha tenido tiempo de cambiar gran cosa en este proceso de automatización de las empresas, sin embargo, sí que nos ha hecho tomar conciencia de la necesidad imperiosa de automatizar nuestras industrias cuanto antes mejor.


El “lockdown”, entre otras cosas, ha provocado dos efectos que nos muestran que automatizar al máximo tiene sentido. Por una parte, hemos tenido en algún momento serios problemas de suministro y si somos capaces de relocalizar nuestras empresas y generar productos de proximidad, reduciremos en gran medida estos problemas. Por otra parte, se ha tomado consciencia de que ya no tiene sentido producir en países de coste laboral bajo, sino que es mejor fabricar con altos niveles de productividad, automatizando los procesos.


AR.- Aunque el camino a la Industria 4.0 pueda ser de no retorno, va a haber una reducción de capacidades productivas, ¿cuál puede ser el efecto en el mundo de la robotización y la automatización? ¿Cómo está impactando la creciente tendencia de electrificación?

S.G.- Sinceramente no veo que haya en el futuro tras COVID una reducción de las capacidades productivas, sino todo lo contrario. Y por tanto la mayor necesidad de producción, sobre todo en la cercanía, provocará una mayor automatización y robotización. En cuanto a la electrificación, es evidente que es un cambio de paradigma que está modificando esta industria. Desde la hibridación hasta la completa electrificación de los nuevos modelos requieren un cambio en el modelo productivo, que pasa por la modernización de las fábricas y que por tanto acelera el proceso de robotización si es que se quiere llegar a ser competitivo en este mercado. 


“La electrificación pasa por la modernización de las fábricas y que por tanto acelera el proceso de robotización si es que se quiere llegar a ser competitivo en este mercado”


La electrificación es un proceso que ha empezado de forma lenta pero imparable, en los próximos años veremos el sorpaso de este modelo sobre el de combustión, y nuestras empresas deberían estar ya preparadas para este acontecimiento. El cambio es notable y la adaptación a este requiere en gran medida un fuerte proceso de automatización del mismo modo que están haciendo otros países.


AR.- ¿Cuáles son las líneas de actuación de AER Automation a la hora de contribuir a mantener e incrementar la competitividad de la cadena de valor de la industria del automóvil?

S.G.- Desde la asociación creemos firmemente que el país debe incrementar su porcentaje de PIB relacionado con la industria, si queremos ser un país competitivo a nivel global. La pandemia nos ha demostrado que basar gran parte de nuestra economía en solo el turismo y la construcción es un evidente error, que debe subsanarse cuanto antes mejor. AER Automation debe aportar a todas las industrias y, en especial, a la del automóvil, que tiene un efecto tractor en nuestra economía, las herramientas para la automatización. 


Nuestros asociados son los principales players dentro de este entorno y conjuntamente debemos ayudar a evaluar las mejores soluciones de robotización y automatización a todas las empresas, tanto las grandes corporaciones como a las PYMES. Parte de este objetivo se lleva a cabo desde el Grupo de Trabajo de Innovación, que se centra en hacer llegar a los clientes de nuestros asociados las tecnologías más avanzadas dentro de nuestro entorno, para aumentar la productividad y competitividad mediante la robotización y automatización. Estamos trabajando intensamente porque vemos posibilidades reales de recuperación.


AR.- ¿Cuáles van a ser las necesidades de formación en materia de STEM y qué déficits de personal actual y futuro habrá que cubrir en cuanto a personal cualificado y captación/retención de talento?

S.G.- Este es uno de los puntos en los que hemos basado parte de nuestro trabajo en la asociación, el Grupo de Trabajo de Formación está especialmente enfocado en este tema. Actualmente hay dos problemas importantes que deben resolverse de forma urgente. Por una parte, la formación de la fuerza laboral de nuestras compañías en nuevas tecnologías, para que estén capacitados en el manejo de los procesos de automatización que se incorporan en nuestras empresas. Por otra parte, tenemos que resolver el problema de encontrar talento relacionado con formación STEM, tanto en la vertiente universitaria y como en la de formación profesional. Tanto nuestros asociados como el resto de la industria tienen serios problemas para encontrar personal formado en estas materias, para las necesidades que requiere los puestos de trabajo actuales y es necesario establecer mecanismos para aumentar el número de profesionales en estas áreas.

Pero no sólo es un objetivo a corto plazo, hemos estado estudiando el tema y hemos concluido que se debe resolver el problema partiendo de la base, es decir, es imprescindible que los alumnos de primaria y secundaria tengan una formación técnica, con un profundo contenido en informática y robótica. 


Para ello es necesaria la ayuda de la administración en tanto a cambiar los planes de educación, incorporando materias relacionadas con STEM, a la vez que es fundamental formar a los maestros y profesores en este ámbito. Hay que formar al formador si queremos que este modelo funcione. Tenemos que pensar que dentro de 10 años la robótica será una de las industrias tractoras a nivel mundial. Si no preparamos a nuestros niños y jóvenes ahora, habremos llegado tarde.


AR.- ¿De qué forma se han de automatizar y digitalizar los fabricantes de vehículos y de componentes en España para seguir siendo una de las mejores opciones para atraer nuevos proyectos?

S.G.- Este es un proceso de mejora continua que ya hace algunos años que se ha iniciado. Está claro que la automatización y digitalización requiere de inversión, que en algunas ocasiones puede ser muy importante. Se requiere una planificación de este proceso empezando por lo importante y a la vez urgente, para después continuar paulatinamente hasta llegar a la máxima automatización. Se debe resaltar que este proceso es tan importante para las grandes empresas como para las PYMES, recordemos que estas últimas forman la mayor parte del tejido industrial de nuestro país. En ambos casos y con el fin de hacer más asequible la modernización se está implementando cada vez más el concepto “AAS” (As A Service) donde los proveedores del sector de la automatización están convirtiendo su producto en servicio y haciendo más cómoda y eficaz su adquisición. Esto hace que el acceso a la automatización y robotización sea más fácilmente asequible para el cliente final.



“Se está implementando cada vez más el concepto “AAS” (As A Service) donde los proveedores del sector de la automatización están convirtiendo su producto en servicio” 


Afortunadamente tenemos una fuerte base de implantación de la industria del automóvil, pero para conseguir nuevos proyectos es necesario modernizar y automatizar nuestras empresas de una forma enfocada hacia las nuevas tecnologías que nos permitirán ser más productivos, competitivos y rentables.


AR.- En un año tan complejo, la AER Automation, que ha celebrado sus primeros 35 años de trayectoria, ha incorporado nada menos que 20 nuevos asociados, ¿dónde han estado las claves para este crecimiento? ¿En qué medida se trata de empresas que forman parte de la cadena de valor de la industria de automoción? ¿Cuáles son los nuevos objetivos de crecimiento?

S.G.- En los últimos años nuestra asociación está teniendo una evolución muy positiva en cuanto al número de asociados. Creo que se debe al cambio de concepto que se implantó ya hace aproximadamente unos tres años, en el que orientamos la asociación hacia crear valor para el asociado. Partimos de las preguntas: “¿Porque una asociación como la nuestra puede interesar a una empresa del sector?”, ¿En qué podemos, como asociación, ayudar a esta empresa? Y a partir de aquí hemos trabajado en implantar una serie de metodologías que han demostrado que el sector necesita de una asociación que se oriente en fortalecer la robotización y automatización, pero donde los asociados han entendido que es tarea de todos. Sólo a modo de ejemplo, más del 90% de nuestros asociados participan en los “Grupos de Trabajo”. Son los asociados quienes hacen crecer a AER-Automation con sus ideas y su impulso. Todos tenemos claro que para el futuro del país es muy importante aumentar la industrialización y que en gran manera depende de nuestro esfuerzo que esto pueda ser posible.


"Para conseguir nuevos proyectos es necesario modernizar y automatizar nuestras empresas hacia las nuevas tecnologías para ser más productivos, competitivos y rentables"


AER Automation incorpora las empresas punteras de la robótica y la automatización, incluye proveedores, integradores, ingenierías, distribuidores, centros tecnológicos, universidades, usuarios finales y toda empresa que trabaje o esté interesada en este sector. Es importante destacar que, aunque mayoritariamente se trata de empresas del entorno industrial, cada vez tenemos más socios relacionados con sectores ligados con la automatización y la robótica de servicio no enmarcados en la industria.

Dado el creciente auge del ecosistema de start-ups en nuestro país, estamos dedicando una especial atención a este sector que nos proporciona nuevas e interesantes ideas y que contribuye con un especial dinamismo a la evolución de nuestra asociación.


No nos centramos tanto en el crecimiento en número de asociados sino en el desarrollo de nuevas estrategias, que puedan favorecer al desarrollo de la propia asociación en su modelo de servicio a sus integrantes. Nuestro principal interés es concienciar al sector industrial de la necesidad de utilizar nuestras tecnologías, para aumentar la productividad y por tanto la competitividad. Esperamos también que con este esfuerzo podamos contar con la ayuda de la administración, para utilizar parte de los fondos europeos que nos llegarán, para apoyar esta iniciativa de reindustrialización con la ayudad de la automatización y la robótica.


AR.- ¿Cuáles son las posibilidades que se pueden derivar de la colaboración Hisparob y con otras entidades o asociaciones para generar nuevos proyectos innovadores de interés?

S.G.- Uno de los focos de AER Automation está centrado en la colaboración con otras asociaciones que estén, de una u otra forma, relacionadas con la automatización y la robotización, tanto desde el punto de vista industrial como académico. Estamos ya trabajando con otras organizaciones similares a las nuestra, en la creación de una asociación paraguas que englobe a todos los players de la industria, que trabajan en automatización. No queremos inventar nada nuevo, sino que estamos siguiendo los procesos que se iniciaron ya hace algunos años en otros países, como en Estados Unidos con la A3 o en Alemania con la VDMA. Con ello queremos generar un polo de influencia que permita desarrollar la industria en nuestro país haciendo a este sector más competitivo a nivel global.


   AER Automation lanza su anuario en versión digital
   Salvador Giró (Infaimon), nuevo presidente AER Automation
Empresas destacadas