El papel de la mujer en el sector de automoción
Suscríbete
Rocío Abella Socia de Human Capital del área de consultoría de Deloitte

El papel de la mujer en el sector de automoción

Rocio abella DELOITTE
Rocío Abella Socia de Human Capital del área de consultoría de Deloitte
|

Hoy día nos encontramos en un momento absolutamente diferencial a lo que hemos vivido. Cada vez tenemos más conciencia sobre lo que significa igualdad, y cada vez trabajamos más en la línea de conseguir que sea una realidad. Y es por ello por lo que tenemos que estar orgullosos. No obstante, hay muchos aspectos sobre los que seguir trabajando y limando para acercarnos cada vez más a un modelo lo más igualitario posible, en cualquier ámbito: género, sexo, raza, religión, ideales, etc. 


En España la igualdad se trabaja sobre todo en términos de género. El papel de la mujer en el entorno laboral, su involucración total en la sociedad y su aportación en todos los ámbitos es algo que hace pocas décadas era impensable. En el sector de la automoción las mujeres representan la cuarta parte de la fuerza laboral. Es una ratio muy baja si lo comparamos con otros sectores o países, ya que las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de la fuerza laboral en todo el mundo.


En su estudio anual sobre el papel de la mujer en el sector de la automoción, Deloitte trata de generar un punto de vista amplio sobre cómo las empresas pueden promover de manera efectiva la diversidad, la igualdad y la inclusión en su lugar de trabajo. El informe recoge la opinión de cientos de profesionales de todos los ámbitos de la industria -fabricantes, proveedores, concesionarios y empresas de servicios financieros-, tanto mujeres como hombres. 


La principal conclusión del estudio es que, aunque las profesionales del sector de la automoción reconocen los esfuerzos realizados por sus compañías en cuanto a la promoción de la diversidad, la igualdad y la inclusión en las mismas, así como en lo referente a la creación de una fuerza de trabajo más diversa, existe todavía un gran margen de mejora al respecto.


Términos como “Falta de conciliación”, “Falta de oportunidades de promoción” o incluso “Falta de políticas adecuadas de diversidad, igualdad e inclusión” son los que se resaltan desde el punto de visto femenino.

En este sentido, las empresas del sector deben afrontar un desafío de género, ya que únicamente un 39% de las encuestadas observan cambios positivos en la actitud de la industria hacia ellas en los últimos cinco años. La discrepancia se hace evidente al constatar que, por el contrario, el 64% de los empleados masculinos asegura que sí ha detectado esa mejora.


Con el objetivo de impulsar el cambio, es importante que las organizaciones empiecen a trabajarlo desde el liderazgo. Son los comités de dirección los que tienen que apostar por un cambio más adaptado a la realidad de la sociedad e impulsarlo adecuadamente hacia abajo. Esto puede resultar un auténtico desafío, ya que el 70% de las profesionales encuestadas cree que las minorías están infrarrepresentadas en los equipos de alta dirección de sus empresas. Además, destacan el sesgo que muestra la industria hacia los empleados masculinos como el factor que más contribuye a la falta de diversidad en las posiciones de liderazgo.


Beneficios asociados a un liderazgo más diverso

Las habilidades interpersonales, la confianza, el conocimiento de la industria y los conocimientos de gestión son las características más necesarias para liderar con éxito, según los empleados en la industria de la automoción, tanto mujeres como hombres. Si bien, las profesionales del sector destacan mayores beneficios asociados a un equipo de liderazgo diverso, incluyendo una toma de decisiones más holística y una mejora del desempeño financiero. 


En esta línea, el compromiso en la creación de un equipo directivo más diverso debe ser real por parte de las empresas y para ello, es clave establecer un camino claro y efectivo para la gestión del cambio. El mentorazgo debe jugar un papel determinante en este contexto, ya que el 60% de las mujeres que han participado en la muestra aspira a obtener un puesto de alta dirección a lo largo de su carrera, pero solo dos tercios de ellas ven un camino claro para conseguirlo, en comparación con el 75% de los hombres.

En este sentido, otros sectores pueden aportar un diferente punto de vista a la industria de la automoción. 


Un 45% de las mujeres que participan en el informe afirma que escogerían una industria diferente si empezaran su carrera profesional hoy, y consideran que la falta de diversidad, igualdad e inclusión es el factor principal que impide que las personas consideren desarrollar su carrera en el sector automoción. Los dos destinos prioritarios de las profesionales que escogerían una industria diferente son la alta tecnología y el cuidado de la salud, pues son percibidos como sectores líderes en la atracción y retención de una fuerza laboral diversa.

   “Las empresas no pueden prescindir del liderazgo y de las capacidades de las mujeres”
   BASF quiere llegar al 30% de mujeres en sus puestos directivos
Empresas destacadas