Volkswagen T-Cross, SUVperior
Suscríbete

Volkswagen T-Cross, SUVperior

7
El exterior de este T-Cross conserva el estilo del modelo del que deriva.
|

El T-Cross es un SUV realizado a partir de la plataforma del VW Polo, junto al que se fabrica, además del recién estrenado Taigo, en la factoría de Volkswagen Navarra. Se trata de un vehículo que ofrece altos niveles de comodidad y practicidad al usuario.


Conviene recordar por qué este tipo de vehículos está haciendo desaparecer a los monovolumenes precisamente por eso, tienen el espacio de un monovolumen aportando la posibilidad de desplazamiento por terrenos donde un monovolumen o un turismo no puede, todo ello con el tamaño de un utilitario.  La moda de los SUVs se extiende a todos los segmentos de vehículos del mercado. 


Hace unos años se centraba en un solo segmento 4x4 con vehículos “duros y agrestes” y con el paso de los años se han ido civilizando e introduciéndose en otros segmentos. Este T-Cross es uno de ellos y, la combinación probada nos ha parecido muy equilibrada para, si se es partidario de este tipo de vehículos, optar por ella y tenerlo como vehículo de uso diario en ciudad y aprovechar los fines de semana para hacer alguna escapada rural. Eso sí, sabiendo los límites del vehículo ya que no es un todo terreno 100% del tipo 4X4, sino un SUV y que no dispone de tracción 4Motion.


Sobriedad germánica

El exterior de este T-Cross conserva el estilo del modelo del que deriva al que, evidentemente se le han hecho las variaciones oportunas para conseguir un conjunto equilibrado visualmente. Las fuertes líneas de la cintura junto con el labio que describe el contorno de los pasos de rueda y continúa por la parte inferior de las puertas, justo encima de los embellecedores, aumenta la sensación de estar ante un coche de aspecto más grande de lo que realmente es, pero sin llegar a resultar pesado.


Frontalmente se caracteriza por la sencillez de líneas y lo bien integrados que se encuentran sus elementos, dando la sensación de continuidad y de robustez al no sobresalir ningún relieve ni ninguna forma capricho del diseño. Lo único que rompe, y para bien, es la rejilla delantera, perfectamente integrada.

En el inferior de la carrocería y en los pasos de ruedas, los paneles de plástico sirven de protección a la carrocería en caso de que decidamos hacer alguna pequeña excursión fuera del asfalto.


Puesto de conducción interior

Interiormente está muy bien resuelto con plásticos duros de acabado superficial rugoso que le dan ese toque agreste pero elegante. El ajuste de todas las piezas es adecuado y transmite solidez, si bien, la sensación de plástico tal vez predomina demasiado por el gran tamaño del cuadro de mandos. Dispone de diferentes guanteras y huecos donde dejar objetos personales tanto en el propio salpicadero como en los paneles de las puertas. Entre los asientos dispone de una consola con una guantera de un tamaño más que respetable que se prolonga hasta la parte trasera, teniendo en esa zona, y para los pasajeros de la parte trasera, un pequeño hueco así como conectores para recargar el móvil.


Con instrumentación de agujas, cuenta en el medio del velocímetro y cuentarrevoluciones con una pequeña pantalla multifunción desde la que podemos ver detallada información del vehículo: consumos, temperaturas o la emisora de la radio que llevamos sintonizada. La pantalla del navegador se caracteriza por su gran tamaño y pese a no estar orientada hacia el conductor, al ser el coche pequeño, no supone un problema y resulta cómoda. El tacto de los botones es suave y transmite sensación de calidad.  


Los asientos son cómodos, tienen un acolchado ligeramente duro si bien, les falta algo de sujeción lateral. Sin embargo, para un coche de estas características, con un nivel de acabado funcional y para un uso urbano, no es necesario aunque, sin llegar a niveles de GTI, un poco más no le vendría mal. Ofrece detalles interesantes como el asiento del copiloto, cuyo respaldo es abatible hacia delante y, si se abate el respaldo trasero, se consigue una longitud interior muy interesante para llevar objetos de gran longitud como una tabla de surf o una escalera.


Las plazas traseras están muy bien resueltas. En función de la estatura de nuestros acompañantes o del número de bultos que lleven, se puede ajustar longitudinalmente la posición del asiento trasero. Evidentemente, si ganamos espacio en el habitáculo perdemos capacidad de maletero y viceversa pero, aun así, el maletero dispone de piso regulable en altura, con lo que, si lo ponemos en la posición más baja, el volumen resultante es más que respetable. En el asiento trasero hay espacio suficiente para tres personas, si bien, en trayectos cortos, lo ideal es que las plazas sean para dos ocupantes.  


Pequeño gran motor

El motor sorprende por lo suave y silencioso que resulta. Es un tricilíndrico de un litro de cubicaje que rinde 95 CV con una progresividad propia de un motor de más cilindros y cilindrada. No se nota en absoluto el traqueteo típico de este tipo de motores, acompañado a veces de una sonoridad hasta cierto punto desagradable. En este caso, el propulsor suena redondo y no vibra.


Dotado de notable capacidad de aceleración, recupera bien y cuando se le exige, por ejemplo, para adelantar o para subir rampas fuertes de un puerto, lo hace sin casi sin esfuerzo y, consumiendo muy poco. En nuestro recorrido habitual de pruebas, en la subida del puerto, el consumo estuvo en algo más de 11 L/100Km mientras que cuando se llanea, las cifras rondan los cinco litros más bien por debajo que por encima. En tráfico urbano su consumo ha sido de 6,1 L/100Km, una cifra apreciable. En global, después de nuestro recorrido habitual, la media de consumo ha sido de 5,1 L/100Km, algo excelente para un vehículo como este que sólo tiene cinco velocidades.


El tacto del cambio cumple con las cualidades distintivas de Volkswagen, preciso en el movimiento lateral en la zona de punto muerto, y ofreciendo una pequeña resistencia a la hora de encarar la marcha. Una vez vencida la resistencia inicial, la palanca parece que entra sola. No es un cambio rápido ni deportivo, pero sí agradable en a lo largo de la conducción.


Notable equilibrio en la suspensión

El típico problema de los balanceos de este tipo de coches debido a su altura no se nota lo más mínimo, al menos hasta las velocidades donde lo hemos puesto a prueba. Tiene un comportamiento muy noble, con unas suspensiones perfectamente equilibradas entre rigidez y suavidad, haciendo que todos los efectos que se producen, sucedan de forma muy progresiva, sin poner en aprietos al conductor. Si forzamos los giros o, realizamos un giro brusco como si de esquivar se tratase, el coche obedece sin rechistar y, aparece un ligero sobreviraje en la parte trasera una vez apoyado que nos ayuda a redondear el giro. En ningún momento se percibe la sensación de que perdemos el control del coche y de excesiva inclinación de la carrocería.


La dirección se nota precisa y tiene una desmultiplicación correcta, por lo que no es necesario que tengamos que dar excesivas vueltas de volante, lo que podría indicar que no tenemos el control de la situación. Los frenos responden de forma correcta, resistiendo la prueba de conducción perfectamente y no mostrando señales de fatiga.   


Por cualidades, un todoterreno

Muy equilibrado en todos los sentidos, se puede decir que es un “todoterreno” no por su aspecto ni por su operatividad fuera de la carretera, sino por sus cualidades. Presenta un tamaño bueno para coche urbano, interiormente está muy bien planteado y está pensado para dar un servicio que pocos coches de su tamaño prestan. Su maletero modulable y su asiento trasero desplazable hacen que aproveche todo el espacio interior aún más si cabe. Su altura se puede considerar adecuada para facilitar la entrada y salida tanto para el conductor como para los pasajeros.


Siendo objetivos y dejando de lado los gustos, preferencias o manías personales, se trata de un coche bien construido, bien acabado, aunque con una sensación de excesivo plástico en el cuadro de mandos. Sobresale por una conducción es agradable y consume poco.


A la hora de incorporar más equipamiento, se puede optar por niveles más altos además con personalizaciones, algunas de ellas, espectaculares. De esta forma, se abren diversas posibilidades de personalizar el T-Cross sea único. El límite se encuentra en cada poder adquisitivo ya que si examinamos la lista de opciones la factura final puede ser considerable.

Industrias Alegre Nov2021 0111

La incorporación del propileno marca un punto de inflexión para el desarollo de esta tecnología.

Newtfcm2 60 f 3 4closerightangle 2

Las sesis unidades se han suministrado a CNH2 y CAF en España.

AutoStore

La compañía noruega cuenta con experiencia en manipulación de semiconductores, entre otros productos.

Juan antonio moya 01

Sucede a Manuel Rivas, quien asume competencias a escala europea en la firma japonesa.

CY22J4ZID0001 eciV2 RGB highres

La marca ha cuidado al máximo los detalles en exterior e interior del vehículo

Empresas destacadas