Movilidad eléctrica disruptiva en la ciudad sostenible (y IV): patinetes
Suscríbete

Movilidad eléctrica disruptiva en la ciudad sostenible (y IV): patinetes

1 SPIN
El centro de producción del Spin S-100 7th Generation se encuentra en Asia.
|


Otra de las grandes tendencias de la movilidad eléctrica que llevamos viendo desde principios de siglo es el patinete eléctrico. Aunque en sus inicios tuvo una penetración en el mercado más lenta de lo que se le auguraba, el año 2019 fue su año de explosión con un aumento en la demanda de más del 1.000%, convirtiéndose ya en una realidad en el mapa de las grandes ciudades. No cabe duda alguna de que el sector del patinete eléctrico tendrá mucho que decir en los próximos años.


Spin, la compañía de micromovilidad de Ford Motor Company, está ofreciendo sus servicios de alquiler de patinetes en las ciudades de Madrid y Tarragona. Sus patinetes pesan sobre los 19 kg y alcanzan un máximo de 25 km/h. Se producen en un entorno 0 emisiones y completamente eléctrico, y además cuentan con baterías intercambiables, lo cual "evita trayectos urbanos innecesarios para la carga de patinetes", con el consecuente ahorro energético. Según indica  Filippo Brunelleschi, Country Manager de Spin en España, Spin "ha ahorrado más de siete toneladas de CO2 gracias a las furgonetas eléctricas que se utilizan para reubicar patinetes, o bien para  cargar las baterías".


En España, el patinete Spin más popular es el S-100 7th  Generation, cuyas piezas principales son de material altamente reciclable como el aluminio. Su centro de producción se encuentra en Asia, continente en el que se ha consolidado la producción de patinetes en los últimos tres años: “Hoy en día casi la totalidad de operadores utilizan vehículos producidos por una de dos empresas asiáticas. Esto por un lado ha permitido contener los costes, y, más importante, ha permitido consolidar productos y procesos de fabricación con el resultado de un elevado estándar de calidad”.


"Las baterías intercambiables aligeran mucho el trabajo de operaciones en una ciudad, evitando trayectos urbanos innecesarios"  Filippo Brunelleschi, Spin


El S-100 7th Generation lleva un motor eléctrico en la rueda trasera, dos frenos mecánicos y un freno eléctrico regenerativo. Son el fruto de “muchos años de desarrollo para optimizar las tres verticales más importantes para vehículos de uso compartido: la riding experience del usuario, el coste de la gestión de las operaciones y el coste del activo", tres verticales que permiten desarrollar "patinetes más seguros" y "resolver eficazmente el asunto del aparcamiento", afirma Brunelleschi. 


El S-100 incorpora un sistema de GPS y geolocalización integrada y tecnología de inteligencia artificial y asistente de conducción semi-autónoma, gracias a cámaras y sensores "que entienden su entorno en tiempo real, detectando y parando la conducción no autorizada por aceras, calles peatonales y aparcamientos fuera de las áreas permitidas", detectando posibles obstáculos y evitando de forma proactiva cualquier tipo de colisión. Estos avances tecnológicos son posibles gracias a las alianzas que el mundo de la automoción realiza con empresas tecnológicas. En el caso de Spin, anunció en diciembre un acuerdo con Drove Al para la incorporación del asistente de conducción, mientras que en enero cerró un acuerdo con la empresa software Tortoise para el desarrollo del la próxima generación de patinetes Spin S-200, con Inteligencia Artificial, conducción semi-autónoma y posibilidad de control remoto.


Propuestas modulares

Los patinetes compartidos de VOI se producen de la mano de Ninebot, en China, una de las grandes fabricantes de vehículos eléctricos ligeros, y de la mano de Samsung, empresa que colabora para la creación de las baterías. La unidad propia I+D de VOI adapta y diseña los patinetes de acuerdo con las encuestas realizadas a los clientes y las normas de calidad y seguridad de la UE. El último y más  innovador modelo es el Voiager 4, una evolución de los modelos anteriores utilizados hasta la fecha en más de 30 millones de viajes. Su tecnología GPS "permite identificar las zonas de no estacionamiento y zonas de velocidad reducida a través de la tecnología geofencing”, además de localizar con precisión al usuario, indican fuentes de VOI. 


Incorpora, además, intermitentes para mejorar la comunicación y la seguridad de los usuarios, así como un hardware basado en el IoC, "permitiendo un autodiagnóstico y prediciendo cuándo necesitará una revisión". El vehículo tiene opción de desbloqueo a través del móvil mediante tecnología NFC.  Diseñado para su uso frecuente en el entorno urbano, el Voiager 4 destaca por tener un ciclo de vida de más de 5 años "y un aumento del 35% del motor". 


2 VOI

La unidad propia I+D de VOI adapta y diseña los patinetes de acuerdo con las encuestas realizadas a los clientes y las normas de calidad y seguridad de la UE.


El departamento interno I+D de VOI trabaja para diseñar una "transición eficiente en cuanto a recursos hacia una movilidad baja en carbono" con el fin de prolongar la vida útil de sus vehículos y minimizar el uso de recursos, un objetivo muy en la línea del uso intensivo que se le da a los vehículos compartidos. Hoy, la compañía puede decir que todos sus patinetes son modulares, ampliando las posibilidades de mantenimiento y reparación. En menos de dos años VOI ha reducido en un 85% las emisiones de carbono, y ha alcanzado una tasa de reciclaje compuesta del 93%; los plásticos y las gomas, por ejemplo, se reutilizan para las bandas táctiles de sus aparcamientos. 



"Los vehículos compartidos pueden tener un uso más intensivo durante su vida útil, lo que permite una transición eficiente hacia una movilidad baja en carbono" VOI 


Además, la compañía ha otorgado una segunda vida a las primeras generaciones a través de sus plataformas de reventa B2B y B2C. Y, los materiales que no se pueden reutilizar dentro de la cadena de suministro, "se reciclan con los mejores socios de reciclaje". Por lo que respecta a las especificaciones técnicas, el Voiager 4 tiene una velocidad máxima de 25km/h, y una potencia de 350 W; 27900 mAh; 1004 Wh, con 105 km autonomía. El tiempo de carga son 4 horas y la capacidad de la batería es de 1004Wh.


Última milla

Ante la demanda de movilidad de última milla crece exponencialmente. SEAT MÓ ofrece una gama de dos patinetes 100 % eléctricos: eKickScooter 25 y eKickScooter 65, con los que SEAT busca ofrecer soluciones para todos los tipos de clientes. En el caso de esta última, esta nueva versión del patinete ofrece un diseño más robusto, máximo alcance con una autonomía de hasta 65 km con una sola carga y una mayor estabilidad de conducción. Ha sido desarrollado para aquellos clientes que busquen hacer un uso más intenso y frecuente del patinete. Es capaz de subir pendientes con un 20% de inclinación, incorpora freno eléctrico posterior y freno de tambor delantero, alcanza una velocidad máxima de 20 km/h, e incluye neumáticos sin cámara Tubeless. Dispone de tres modos de conducción (Eco, City y Sport), e integra una pantalla a color de LED.


3 SEAT MO

SEAT MÓ ofrece una gama de dos patinetes 100 % eléctricos: eKickScooter 25 y eKickScooter 65.


Por otro lado, también está disponible el patinete actual, SEAT MÓ eKickScooter 25, que ofrece una autonomía de unos 25 km, una velocidad máxima de 25 km/h, un tiempo de carga de la batería menor, y la ligereza y sencillez de uso que le identifica. Incorpora amortiguadores delantero y trasero, luz ambiental customizable desde la App, diferentes modos de conducción, sistema antirrobo, pantalla LED y freno trasero manual y delantero a través del motor eléctrico. Todos los productos de SEAT MÓ también están disponibles mediante un servicio de suscripción por un tiempo determinado –por ahora exclusivo en Barcelona–, donde se incluye seguro a todo riesgo con franquicia


Una información publicada en el número 2.361 de AutoRevista.


Empresas destacadas