Bosch prevé un 10% de vehículos eléctricos puros en Europa en 2025
Suscríbete

Bosch prevé un 10% de vehículos eléctricos puros en Europa en 2025

1. Bosch alcanzó en 2020 unas ventas de 2.200 millones de euros en España
Bosch suministra componentes tales como motores, inversores, cargadores y otros componentes electrónicos. Foto: Bosch
|

En la reciente presentación de resultados de Bosch en España y Portugal, Ricardo Olalla, vicepresidente de Calidad y Ventas de Mobility Solutions, señaló, en respuesta a AutoRevista, que "hay una necesidad del 60% de vehículos eléctricos puros, objetivo alineado con los objetivos de descarbonización que está planteando la Comisión Europea. Estamos analizando el escenario hasta 2025 y prevemos, entendiendo por electrificación a partir de ese microhíbrido de 48 voltios, un crecimiento enorme. Espero que en 2025, tanto en España como en Europa, alrededor de la mitad de la flota esté electrificada. La duda estriba en que volumen va a corresponder a los eléctricos puros de batería y ahí podemos estar hablando de una cifra en torno al 10%. Parece que todo se está acelerando con la pandemia, con la expectativa de descarbonización que tenemos. Pienso que son factibles las cifras de 10% de eléctricos y 50% de electrificación de la flota, lo que querrá decir que seguirá habiendo otro 50% de vehículos de cumbustión térmica que tendremos que seguir optimizando. Debemos seguir trabajando en eficiencia en todos los frentes".


Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal, manifestó que “hemos tenido un buen comienzo de año y esperamos, en general, un desarrollo positivo del negocio en 2021”. El Grupo Bosch invirtió el año pasado unos 44 millones de euros en España y, a 31 de diciembre de 2020, la plantilla ascendía a unos 8.600 empleados.En España, en lo que respecta al área empresarial Mobility Solutions, los ingresos de la compañía se comportaron mejor que el mercado. Teniendo en cuenta que la producción de automóviles en España se contrajo un 20% en 2020, las ventas de Bosch cayeron alrededor de la mitad de esa cifra. El año comenzó con un crecimiento significativo hasta el inicio de la pandemia. Posteriormente, durante el último tercio del año, las ventas experimentaron una recuperación significativa. 


El mayor crecimiento se dio de los productos relacionados con la conectividad y la digitalización de los vehículos. También es importante mencionar los numerosos proyectos para vehículos eléctricos e híbridos en los que Bosch suministra componentes tales como motores, inversores, cargadores y otros componentes electrónicos. Las ventas de la división Automotive Aftermarket también se comportaron mejor que el mercado, lo que le permitió a la compañía ganar cuota de mercado, principalmente en productos de mantenimiento como, por ejemplo, las baterías.


A escala global, el Grupo Bosch invirtió unos 700 millones de euros en electromovilidad, un 40% más que en 2019.  Por otro lado, como respuesta a una de los grandes problemas que atraviesa el sector de automoción a nivel mundial, la multinacional alemana contará con una nueva planta de semiconductores de Bosch en la ciudad de Dresde, que se inaugura este mes. Desde la compañía señalan que las obleas de silicio han superado, por primera vez, el proceso totalmente automatizado de fabricación. Cuando esta planta totalmente digital y altamente conectada esté en funcionamiento, su enfoque principal será la fabricación de microchips para el mercado automovilístico. “En Dresde se producirán semiconductores para las soluciones de movilidad del mañana y una mayor seguridad en nuestras carreteras. Planeamos abrir nuestra fábrica de chips del futuro antes de que termine el año”, manifestó en marzo Harald Kroeger, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch.


Por otro lado, el máximo responsable de la compañía en España remarcó que Bosch también se está centrando en la megatendencia del hidrógeno. De 2021 a 2024, Bosch prevé invertir 1.000 de euros en esta tecnología. Además, González Pareja, en relación a las actuales deliberaciones sobre la descarbonización de la movilidad y los límites de emisiones de contaminantes atmosféricos para los nuevos vehículos, que se incluirán en la nueva normativa Euro 7/VII,  afirmó que “Bosch apoya la intención de mejorar la calidad del aire en Europa a través de nuevos estándares de emisión. En la acción climática lo que cuenta no es el final del motor de combustión interna, sino el final de los combustibles fósiles. Mientras que la electromovilidad y la energía de carga ecológica consiguen que el transporte por carretera sea neutro en carbono, lo mismo hacen los combustibles renovables". Desde una perspectiva económica, también dejó claro que las inversiones anticipadas en nuevas tecnologías refuerzan aún más a la empresa hacia la competitividad en todos los ámbitos. “Tenemos un gran desafío por delante, con grandes oportunidades de crecimiento en electrificación y pilas de combustible”, dijo Javier González, quien enfatizó que "es crucial que la transición hacia la electrificación sea suave. La sostenibilidad debe de considerarse desde todas sus dimensiones, manteniendo un equilibrio entre las consideraciones económicas, ecológicas y sociales”.


Por último,  Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch, ha hablado, recientemente, de otra línea de actuación de la compañía combinando el Internet of Things (IoT) con la Inteligencia Artificial (AI) y se está concentrando en la electromovilidad. “Somos uno de los ganadores en la transición hacia la electromovilidad y estamos expandiendo significativamente nuestro negocio de software al vincularnos con la inteligencia artificial”.




   Bosch implantará sus sistema AI en todas sus plantas en el mundo
Empresas destacadas