Industria anuncia su intención de movilizar 10.000 millones para el sector
Suscríbete
ANFAC, SERNAUTO, Faconauto y Ganvam apelan a definir un “modelo constructivo, proactivo y consensuado"

Industria anuncia su intención de movilizar 10.000 millones para el sector

MESA AUTOMOCION
Un momento de la Mesa de Automoción celebrada en Zaragoza, con la ministra Reyes Maroto en primer plano. Foto: Mincotur
|

En el marco de la Mesa de Automoción, celebrada ayer 23 de noviembre en Zaragoza, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto (Premio Especial 30 Dirigente del Año de AutoRevista) ha anunciado que el Gobierno tiene previsto movilizar unos 10.000 millones de euros durante los próximos tres años del nuevo mecanismo “Next Generation EU” para reactivar el sector de la automoción, lo que supone un 14% del total del presupuesto europeo.


La ministra ha destacado que “la prioridad del Gobierno es desarrollar un ecosistema de movilidad sostenible, inteligente, segura y conectada, reforzando la industria automovilística española, y apoyar su descarbonización, conectividad, 5G, infraestructura de recarga y vehiculos alternativos, con el objetivo de que sea una palanca para la recuperación económica y social en los próximos años”.


Maroto  ha insistido en que “la Mesa de la Automoción es fundamental para mantener un diálogo abierto y fluido con los principales actores del sector de automoción. Debemos entre todos definir proyectos tractores que nos permitan reforzar la competitividad de la industria automovilística española y afrontar el doble desafío de la transición digital y ecológica generando riqueza y empleo y contribuyendo a la cohesión social y territorial”.


El Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos contará un presupuesto de más de 6.000 millones de euros. Este plan incluye el establecimiento de zonas de bajas emisiones; el despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico, con el efecto tractor que supone sobre la industria de los bienes de equipo; el desarrollo de nuevos modelos de negocio y la modernización del parque público con vehículos limpios. 

En segundo lugar, la Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable que va a movilizar más de 1.500 millones de euros. El hidrogeno renovable será una de las palancas clave de reactivación económica ligadas a la transición energética, junto a otros ámbitos como el despliegue renovable, la movilidad sostenible y conectada o la rehabilitación energética.


En tercer lugar, una línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial dotada con más de 1.200 millones de euros. Uno de los objetivos de esta medida es impulsar la modernización del ecosistema nacional de la industria de automoción, mediante la digitalización, el impulso de la conectividad y 5G y la mejora de la eficiencia energética de la cadena de valor.


En relación a los anuncios de la Mesa de Automoción, ANFAC, SERNAUTO, Faconauto y Ganvam han emitido un comunicado conjunto en el que señalan que el sector "valora positivamente que se priorice al sector a la hora de asignar y pedir los fondos europeos" y ofrece su colaboración para trabajar en un modelo constructivo para la industria. El conjunto de la cadena de valor afirma que el Plan de Impulso es positivo para el sector, en el sentido de incluir medidas a corto plazo, para fomentar su recuperación y a medio y largo plazo, para progresar en la transformación del sector hacia la industria de la movilidad del futuro. 


Lo que resulta ahora muy necesario es definir un “modelo constructivo, proactivo y consensuado con el sector, en el que se alcanzarán los objetivos de descarbonización y digitalización del parque planteados con Europa pero manteniendo la industria, el empleo de calidad y el tamaño del mercado, con una transición inclusiva que permita la transformación del tejido actual con los menores impactos negativos posibles”, señalaron desde las asociaciones. “Todos apostamos por una transición ordenada hacia los vehículos cero emisiones y una movilidad descarbonizada, ese es el compromiso y estamos convencidos de que lo vamos a conseguir”.


El sector entiende que se encuentra en un punto de inflexión muy importante, porque la crisis provocada por la pandemia se va a prolongar previsiblemente en 2021 sin que los apoyos al mercado y la industria estén asegurados después de diciembre de 2020. Además, si no se remedia como han hecho otros países como Francia o Portugal y solicita el sector, la adaptación a la nueva normativa de medición de emisiones de CO2 (WLTP) provocará una subida del Impuesto de Matriculación (que se abona en función de estas emisiones) muy negativa en este contexto de caída del mercado de al menos un 35% en 2020, la tercera peor de Europa. 


La automoción aboga, por el contrario, por una reforma integral de su fiscalidad, que incluya criterios medioambientales, privilegie los vehículos electrificados, penalice el uso de vehículos más viejos respecto de la compra de vehículos más eficientes y que no dificulte la renovación del parque . En este sentido, pide que el impacto se neutralice ajustando la tarifa del impuesto mientras el sector se recupera de la crisis y se consensúa el nuevo paquete fiscal anunciado por el Gobierno en el Plan de Impulso. La cadena de valor en bloque es consciente de que el Gobierno está trabajando desde diversos ámbitos en este aspecto urgente del Impuesto de Matriculación y entiende que la decisión está ya en la mesa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que pidieron “una solución rápida y alineada con el Plan de Impulso”. 


Es muy relevante, además, incrementar la deducción por innovación en procesos también para las empresas grandes, verdaderas tractoras de la innovación y creadoras de inversión y empleo, y al objeto de evitar que la innovación se haga por parte de países competidores de nuestro entorno y no en territorio español.

Empresas destacadas