Industria 4.0 y el papel de las ferias en la Mesa de Automoción del Foro Económico Franco-Español
Suscríbete
Organizado por IFEMA y la Cámara Franco-Española el 6 de noviembre

Industria 4.0 y el papel de las ferias en la Mesa de Automoción del Foro Económico Franco-Español

FotoFamiliaTallerIndustria4.0AutomocionForoFrancoEspañol(11.10
Algunos de los participantes en la Mesa de Automoción del Foro Económico Franco-Español. Foto: IFEMA
|

En el marco de la mesa redonda de la Mesa de Automoción del Foro Económico Franco-Español, organizado por IFEMA y la Cámara Franco-Española,  el director de IFEMA Motor & Mobility, David Moneo defendió el papel de las ferias para ayudar a la reactivación de la economía, especialmente en la situación actual generada por la pandemia. Un análisis en el que coincidió con la directora de las ferias de IFEMA integradas en ePower&Building, Lola González. La mesa sectorial Industria 4.0 y Automoción fue moderada por Nicolas Loupy, vicepresidente de la Cámara Franco-Española, coordinador de su Comisión de Industria 4.0 / Tecnología y transformación digital, y Country Manager Spain & Portugal de Dassault Systèmes. 


Moneo, cuya responsabilidad engloba todas las ferias de Automoción de IFEMA (Motortec, MotorMeetings, Mobility Car Experience, Automotive Meetings, Salón del Vehículo de Ocasión, Trafic, FIAA, y Salón Vive la Moto) destacó que “aunque en IFEMA apostamos por el contacto personal que se propicia en las ferias, somos conscientes del momento disruptivo que vive la industria de automoción y que nos exige un esfuerzo de adaptación. Ofrecemos a empresas y profesionales entornos digitales que les proporcionen una experiencia más enriquecedora y un mayor retorno a su inversión”. En este sentido, señaló la importancia de eventos como las ferias, más necesarios que nunca en un momentos en los que la movilidad  está sujeta a importantes cambios. Subrayó que IFEMA es la institución ferial que mayor número de ferias de motor acoge en España, " siendo todas ellas fiel reflejo de los cambios por los que está atravesando actualmente la industria de automoción".


En el transcurso del encuentro, Benito Tesier, presidente de Clúster de Automoción de Aragón (CAAR) y presidente de la Comisión de Recambios de la Asociación de Fabricantes de Componentes de Automoción (SERNAUTO) se refirió al nuevo evento sectorial organizado por IFEMA, MotorMeetings by Motortec – 23 al 25 de abril de 2021, en la Feria de Madrid – animando a los profesionales a participar en el mismo, destacó que “el sector por él representado – componentes de automoción-, aunque sufrió un parón total de su actividad por el confinamiento, no ha resultado de los más perjudicados. Se trata de una industria con más de 1.000 empresas, con 36.000 millones de euros de facturación y que genera 365.000 empleos en nuestro país. Además, las empresas de SERNAUTO han invertido en el último ejercicio 1.400 millones de euros en investigación. El 60% de la facturación va destinada a la exportación (el 22,8%, 3.500 millones de euros, destinados a la Unión Europea, sobre todo a Francia, nuestro principal socio). Las previsiones para 2020 son de una caída de la facturación de un 20% y de la empleabilidad de entre un 6 – 8%”.


Tesier apostó por un mayor esfuerzo en ser sostenibles y porque se defina una estrategia clara en cada país en relación con la movilidad. Para ello, animó a trabajar conjuntamente con la Administración, especialmente la autonómica, que será la que finalmente gestione los fondos europeos; así como con el resto de agentes, como las asociaciones FACONAUTO, ANFAC y GANVAM, con las que SERNAUTO ya viene colaborando.


Por su parte, José López Tafall, director general de ANFAC, se refirió a la importancia de un sector que supone el 10% del PIB español. “Somos el segundo país europeo fabricante de vehículos, justo por delante de Francia, país con el que mantenemos estrecha relación”. Es decir, que el de automoción es un sector estratégico tanto a nivel nacional como europeo. Fue el primero para el que el Gobierno español implementó un plan de ayuda, tras el estallido de la pandemia. Está atravesando por grandes cambios, sobre todo en lo que se refiere a la digitalización, en un momento que supone una gran oportunidad. Este proceso de adaptación por el que está atravesando la industria pasa por la necesidad de cambios regulatorios, cambios en los modos de combustión y la aparición de nuevos servicios. “Desde ANFAC – señaló- ya a mediados de marzo pasado presentamos nuestro Plan 2020 – 2040, en donde marcamos como ejes principales a desarrollar la digitalización, la fabricación y los servicios”.


Para Yoann Groleau, director de Automoción, Infraestructuras y Transporte de Altran España, los sectores más maduros digitalmente serán quienes más reforzados salgan de esta crisis. Citando a Churchill, dijo “No pierdas la oportunidad de aprovechar una buena crisis”. Precisamente su consultora de ingeniería, estrechamente relacionada con Francia, está volcada en ayudar a sus clientes a transformarse digitalmente para continuar siendo competitivos. En relación con las tecnologías disruptivas, se refirió especialmente al 5G, que está suponiendo toda una revolución, así como al proyecto de ALTRAN Remotive.

Sintonía hispano francesa

Previamente al desarrollo de la mesa, se celebró una sesión plenaria en la que el presidente de IFEMA, así como de Renault España y ANFAC,  José Vicente de los Mozos, presidente de IFEMA,  puso de relieve que “es una responsabilidad contribuir desde el sector público y también desde el privado a la recuperación de la economía. Vivimos momentos excepcionales a los que hay que dar respuesta ágil e innovadora, cuyo efecto positivo alcance a la actividad empresarial y también a nuestro entorno. No hay que olvidar que la actividad de IFEMA genera anualmente 5.109 millones de euros y 39.000 empleos. Por ello apostamos fuertemente en estos momentos por la digitalización, como parte de nuestro proceso de transformación, y por el desarrollo de potentes plataformas digitales que aporten valor a las ferias ampliando el alcance, reforzando la visibilidad, potenciando la internacionalización y estimulando el encuentro profesional y el negocio más allá del espacio físico y temporal de las ferias. Todo esto queremos hacerlo extensivo y compartir con las empresas y profesionales franceses, que actualmente constituyen el segundo país con mayor representación en nuestros eventos”.


Según la presidenta de la Cámara Franco-Española, Sara Bieger, “entre la hoja de ruta de la Cámara Franco-Española se encuentra apoyar el intercambio comercial entre las empresas francesas y españolas, porque España es su primer cliente a nivel mundial; el segundo proveedor de España con 77.000 millones de euros de intercambios; el tercer mayor inversor en stock español, y   porque hay 1.800 filiales de empresas francesas afincadas en España que generan unos 750.000 empleos”.

Empresas destacadas