PSA Madrid se fortalece con el nuevo Citroën C4
Suscríbete

PSA Madrid se fortalece con el nuevo Citroën C4

Unnamed
Imagen del nuevo Citroën C4 producido en la planta PSA de Madrid. Foto: PSA
|

Citroën ha confirmado una noticia muy esperada en la factoría madrileña del Grupo PSA. Y es que todas las versiones del nuevo compacto de la marca francesa, el Citroën C4, se fabricarán en la factoría del Grupo en Villaverde para todo el mundo. Una buena noticia para la industria española, que acogerá la producción de un modelo que se convertirá en uno de los más vendidos de la marca del doble chevron a escala global.


El grupo ampliará la plantilla en los próximos meses para atender la demanda mundial de este modelo. En concreto, PSA prevé contratar entre 400 y 500 personas y establecer un nuevo turno de trabajo para la fabricación de este modelo, que supone el retorno de la marca al segmento C. Según la compañía, la antigua fábrica de Barreiros, ahora en manos de PSA, podrá producir unas 100.000 unidades anuales de este modelo, aunque podría incrementar su capacidad si la demanda se disparara.


El tercer eléctrico ‘made in Spain’

El nuevo Citroën C4 no es un compacto más, ya que a las tradicionales versiones gasolina y diésel se sumará una variante 100% eléctrica, bautizada como ë-C4, cuya producción también correrá a cargo de la factoría madrileña para todo el mundo. De esta forma, la planta de Villaverde se convertirá en la tercera fábrica de PSA en contar con un modelo completamente eléctrico después de la producción del Opel Corsa-e en Figueruelas y el Peugeot e-2008 en Vigo.


La adjudicación del C4 a Villaverde ha supuesto una inyección de 144 millones de euros para adaptar la planta a este nuevo modelo. Una noticia con la que se venía especulando desde hace tiempo, pero cuya confirmación no deja de ser un rayo de luz en este momento de crisis generalizada que atraviesa el sector del automóvil en nuestro continente. El cierre de la fábrica de Nissan en Barcelona es un buen ejemplo de ello.


Diseño característico

Con el nuevo C4, Citroën retoma su tradición en un segmento que le ha proporcionado grandes alegrías a lo largo de su historia. Aquel C4 originario, que terminó convirtiéndose en un crossover con el apellido Cactus, vuelve por sus fueros con un diseño mucho más fresco, una mayor versatilidad y motorizaciones para todos los gustos.


Lo primero que llama la atención de esta nueva generación es su estética de SUV coupé, con rasgos distintivos que recuerdan al Citroën C5 Aircross. Gracias a sus líneas fluidas, sus superficies marcadas y la nueva calandra cromada, que se extiende sobre los grupos ópticos delanteros, el C4 apuesta por una imagen inconfundible desde todos los ángulos.


Esta nueva generación se asienta sobre la plataforma multienergía CMP del grupo PSA, que también emplean modelos como el Opel Corsa, los Peugeot 208 y 2008 o el DS 3 Crossback. En este caso, el C4 tiene una longitud de 4,36 metros y una batalla de 2,67 metros. El volumen del maletero es de 380 litros, aunque puede llegar a los 1.550 con la banqueta trasera abatida.


Apuesta por la tecnología

El interior presenta un estilo más sencillo y minimalista, aunque cargado de tecnología. No en vano, encontramos un cuadro de instrumentos digital y una pantalla multimedia adicional de 10 pulgadas, con la que se controla el sistema de información y entretenimiento. Asimismo, incorpora un sistema Head-Up Display.


El confort es otro de sus puntos fuertes: los amortiguadores incorporan topes hidráulicos (como el anterior C4 Cactus) y los asientos Advanced Comfort garantizan la máxima comodidad a bordo. Habrá que esperar a la prueba dinámica para comprobar el grado de aislamiento acústico del nuevo modelo.


No podemos abandonar el apartado tecnológico sin poner el foco en la apuesta de Citroën por la seguridad. Y es que en su paquete de asistencia a la conducción encontramos tecnologías como control de crucero adaptativo, frenada automática de emergencia con reconocimiento de peatones y ciclistas, alerta de tráfico cruzado trasero o asistente de mantenimiento de carril. Con todos estos sistemas a pleno funcionamiento, el nuevo C4 disfruta de conducción autónoma de nivel 2.


Gasolina, diésel y eléctrico

La nueva generación del C4 llegará en otoño con mecánicas muy diversas. La oferta de gasolina se articulará en torno al motor 1.2 PureTech con tres opciones de potencia: 100, 130 y 155 CV. En cuanto al diésel, estará disponible el 1.6 BlueHDI, con 110 o 130 CV. Según versión, la transmisión será manual de seis velocidades o automática de ocho relaciones.


Al margen de estas variantes térmicas, la gran novedad será la versión 100% eléctrica ë-C4, que empleará la misma tecnología que el Opel Corsa-e y el Peugeot e-2008. Por lo tanto, montará un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y una batería de iones de litio de 50 kWh de capacidad. La autonomía en ciclo WLTP será de 350 km.

   Primeras imágenes de los nuevos ë-C4 y C4 de Citroën
   Grupo PSA reconoce la labor de sus proveedores en los Supplier Awards 2020
Empresas destacadas