ANFAC: "necesitamos un Gobierno estable que luche por la industria"
Suscríbete

ANFAC: "necesitamos un Gobierno estable que luche por la industria"

Anfac 20160714 01 31204
|

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) hizo públicas ayer, 14 de julio, las grandes cifras del sector del automóvil del ejercicio 2015. Los encargados de presentarlas fueron el presidente de ANFAC, Antonio Cobo, y el vicepresidente ejecutivo de la asociación, Mario Armero. Entre las principales cifras destacaron los 60.855 millones de euros de facturación de las marcas que operan en España, los 25.807 millones con los que el automóvil contribuyó en 2015 a la Hacienda Pública, los 2.000.000 de personas que emplea el sector, y el 8,7% que representa la fabricación de vehículos y componentes en el PIB español. Armero y Cobo aprovecharon además la ocasión para resaltar la necesidad de contar con un “Gobierno estable que luche por la industria”.


Tanto el presidente como el vicepresidente ejecutivo de ANFAC expresaron la necesidad de que España cuente, lo antes posible “con un Gobierno estable, con las ideas claras y que luche por la industrialización”, aseguraron Cobo y Armero. “Todos los países están intentando atraer inversiones y en esa difícil carrera es necesario contar con un Gobierno que luche por ello y que tenga una estructura adecuada a la nueva economía. Una industria que vaya hacia la industria 4.0, hacia la ciencia, la tecnología y hacia la innovación. Una industria que tenga su propia Secretaría de Estado”. Armero resaltó que “todo lo que rodea al automóvil viene de Bruselas y, por eso, necesitamos un Gobierno que traslade y discuta los problemas reales del automóvil”.


Facturación, fiscalidad y PIB


Atendiendo a las grandes cifras del año 2015, la facturación del conjunto de marcas de vehículos que operan en España ascendió el pasado ejercicio a 60.855 millones de euros (fruto del incremento de las exportaciones y del valor añadido de los vehículos exportados unido a un aumento del mercado interior ), lo que supuso un 18,3% más que en 2014. Si a esta cifra se le suma la facturación del sector de componentes (32.000 millones de euros), el resultado fue una facturación conjunta de vehículos y piezas de 92.000 millones de euros.


En materia de fiscalidad, el automóvil contribuyó a la Hacienda Pública en 2015 con 25.807 millones de euros, lo que supuso un 0,4% más que en 2014. Según informaron en la rueda de prensa, especial relevancia tuvo el capítulo de IVA en la adquisición de vehículos, que se incrementó un 22,3% respecto al ejercicio anterior, alcanzado los 3.526 millones de euros. En relación al uso del vehículo destaca también el consumo de carburante, una partida que aporta 18.716 millones de euros a las arcas públicas, aunque en 2015,y como consecuencia de la bajada del crudo, la aportación fue un 2,5% menor.


En cuanto a su participación en el PIB, la industria de automoción representó en 2015 un 8,7% del PIB español (9 décimas más que en 2014). Si a esto se suman las actividades de comercialización, posventa, servicios financieros, seguros, etc., la participación del automóvil en el PIB español se elevó hasta el 10%.


Empleo y marco laboral


Otra de las cifras positivas que marcaron la presentación de ayer, fue la relativa al empleo en el sector, ya que, actualmente, el empleo en el sector del automóvil representa el 9% de la población activa, tres décimas más que en el ejercicio anterior. Además, Antonio Cobo destacó que el 83% de los contratos son indefinidos y resaltó la importancia de la formación, en la que los fabricantes invierten cada año unos 80 millones de euros.


En el ámbito del empleo, tanto Antonio Cobo como Mario Armero resaltaron la importancia de los convenios de empresa -en esta rama de actividad, tienen una presencia casi exclusiva, afectando al 99% de los trabajadores-y la necesidad de jugar en un marco laboral adecuado para los contratos que necesita el sector. “Solo negociando y dialogando con los interlocutores implicados se llega a acuerdos buenos en las empresas. Lo importante es ver qué tipo de contratos se necesitan en el sector, ya que, ahora, contamos con un modelo de trabajo diferente al del pasado y ese es uno de los grandes retos que tenemos que solucionar. En estos momentos el marco legal no se ajusta a la flexibilidad que deberíamos tener”.


Empresas destacadas