“Desde que llegue al Ministerio he trabajado para reforzar la cadena de valor de la industria de automoción en España”
Suscríbete
Reyes Maroto, ministra de Industria, Turismo y Comercio

“Desde que llegue al Ministerio he trabajado para reforzar la cadena de valor de la industria de automoción en España”

RM1
Reyes Maroto, ministra de Industria, Turismo y Comercio. Foto: Joan Cortadellas
|

AutoRevista.- Considerado en numerosas ocasiones como un sector estratégico para la economía española, ¿qué relevancia tiene este sector en el complejo contexto actual que estamos viviendo y cuáles son las claves para que siga siendo un vector fundamental en la creación de riqueza y empleo en España?

Reyes Maroto.- El sector de la automoción juega un papel estratégico en la economía española, con un importante efecto tractor tanto por su peso en el PIB nacional y el empleo directo e indirecto como por su aportación en la balanza comercial y en la inversión en innovación. En el año 2019 representó de manera global hasta el 10% del PIB y el 19% del total de las exportaciones españolas, empleó a 650.000 personas y casi dos millones de puestos de trabajo en total están ligado al sector.

La automoción está viviendo una auténtica revolución. Y esta revolución ha llegado en un momento difícil, cuando nos enfrentamos a una crisis sanitaria sin precedentes que está teniendo un impacto negativo en la automoción, tanto en España como a nivel europeo y mundial. Me habréis oído decir muchas veces que para el Gobierno de España la automoción es un sector prioritario, y muestra de ello es la respuesta urgente que dimos en los momentos más duros de la pandemia con la puesta en marcha del Plan de Impulso de la cadena de valor del sector, que va a permitir movilizar 3.750 millones de euros. Un plan que favorece la transformación del sector de forma que afronte debidamente los retos de la digitalización, la descarbonización, la economía circular y las nuevas formas de movilidad, actuando en toda la cadena de valor a la vez que se toman medidas urgentes y ambiciosas para posibilitar la recuperación y paliar los efectos adversos del COVID19 sobre su competitividad.


AR.- En conexión con la pregunta anterior, ¿de qué forma rápida y efectiva cree que se pueden ir implementando las directrices del Plan de Impulso al Sector de Automoción presentado a mediados del pasado mes de junio?

R.M.- Podemos decir que el Plan de Impulso al Sector de Automoción está siendo eficaz y ha permitido la reactivación del sector después de los duros meses del confinamiento. El Plan se instrumenta a través de 21 medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logística, competitividad, formación y cualificación profesional, compra pública sostenible y planificación estratégica. Dentro de este Plan tienen especial relevancia los programas de estímulo a la compra de vehículos más sostenibles como el Plan Renove, dotado con 250 millones de euros y que, hasta el momento, según las estimaciones de los concesionarios, habría recibido 135.000 solicitudes que ya se pueden tramitar. Otro programa es el Moves II, con 100 millones, un programa que además de estimular la compra de vehículos electricos tiene ayudas para el despliegue de los puntos de recarga. En estos momentos se ha convocado en la mayoría de las CCAA, y algunas como Madrid y Cataluña ya han ejecutado el 100% de las ayudas disponibles. Aunque la cuota que representan estos vehículos es todavía reducida, cada vez hay una mayor demanda, como demuestra el dato de matriculaciones, que subió un 60% entre enero y septiembre. Además, pusimos en marcha una línea de avales en el ICO dotada con 500 millones de euros para financiar la compra de vehículos de transporte por carretera profesional e industrial, del que se han financiado 3.059 operaciones con un importe de 159 Millones €.

El plan de choque también refuerza el apoyo para adaptar la oferta a lo requerido por el mercado, favoreciendo las inversiones en I+D y tecnología. En este punto quiero referirme al éxito de la convocatoria Misiones Ciencia e Innovación del CDTI, que ha recibido 18 operaciones dentro de la misión Movilidad Sostenible e Inteligente. Además, se están poniendo en marcha diferentes mesas de trabajo con los distintos Ministerios implicados para abordar asuntos concretos de la manera más eficiente y rápida posible.

“El Plan de Impulso al Sector de Automoción está siendo eficaz y ha permitido la reactivación del sector después de los duros meses del confinamiento”


AR.- ¿Cuáles cree que serán los logros que se pueden alcanzar a través de un foro como la Mesa de Automoción?

R.M.- La Mesa de Automoción es un espacio de diálogo para abordar los desafíos que afronta el sector y la implementación del Plan de Impulso al Sector del Automóvil. Se considera un “marco clave” en la interlocución con el mismo. Como se ha comentado anteriormente para poder implantar e impulsar medidas desde la Administración, es vital conocer de primera mano los retos y dificultades a las que se enfrenta el sector, y eso solo es posible mediante interlocución con los actores implicados. La Mesa es el principal foro de interlocución con el sector privado, pero también con el resto de administraciones públicas y entre sus tareas está coordinar actuaciones de apoyo al sector entre distintas administraciones, hacer un seguimiento de la implementación del Plan de Impulso al Sector del Automóvil e identificar proyectos para incluir en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.


AR.- ¿Ha sido el cierre de las fábricas catalanas de Nissan su momento más complicado al frente del Ministerio? ¿Cuáles es su visión de cara a una posible reindustrialización a través de la entrada de un nuevo actor vinculado a la industria de automoción?

R.M.- El cierre de Nissan es una mala noticia por el impacto en el empleo, pero también por la pérdida de capacidades industriales en un sector que es estratégico para España. Sin embargo, me reconforta que se pudo llegar a un acuerdo laboral gracias a la unidad de acción entre sindicatos, la Generalitat y el Gobierno de España. Y esa unidad de acción que se materializó en la creación de una mesa para la reindustrialización de las plantas es la que nos va a permitir identificar proyectos alternativos en el campo de la automoción y la movilidad en sentido amplio. En estos momentos estamos analizando diferentes alternativas posibles para ello.


AR.- El Ministerio ha sido muy activo a la hora de buscar opciones para la posible instalación de una planta de fabricación de una planta de baterías en España, en algunos casos en colaboración con gobiernos como el de Aragón, incluso con viajes a China. ¿Cuáles son las expectativas al respecto?

R.M.- Desde que llegue al Ministerio he trabajado para reforzar la cadena de valor de la industria de automoción en España, sobre todo en lo relativo a la movilidad eléctrica, hacia donde avanza cada vez más rápido el sector. Lo primero que hice fue ver como lo estaban haciendo otros países, como China, donde he viajado en distintas ocasiones para reforzar las alianzas con el gigante asiático, como el acuerdo que firmamos en enero con China EV 100. Conscientes de que el futuro a largo plazo será la movilidad eléctrica y de que las baterías son un elemento clave y diferencial de estos vehículos, estamos trabajando en la atracción de una inversión para la instalación de una fábrica de baterías en nuestro país lo que nos permitiría ser más atractivos para la fabricación de coches eléctricos en nuestras factorías. Además, el Ministerio participa en diversos grupos de trabajo a nivel europeo para impulsar la participación de empresas españolas en proyectos de baterías europeos. Por todo el interés que está mostrando España a todos los niveles y en todos los foros, y gracias al alto nivel de competitividad de nuestras empresas y de todo el tejido industrial relacionado con el sector de automoción, estamos convencidos de que se materializarán proyectos importantes en nuestro país.


“Estamos trabajando en la atracción de una inversión para la instalación de una fábrica de baterías en nuestro país lo que nos permitiría ser más atractivos para la fabricación de coches eléctricos en nuestras factorías”



AR.- Aunque va aumentando el número de vehículos electrificados fabricados en España, las ventas aún resultan muy poco significativas en parte por la falta de la infraestructura necesaria para este tipo de modelos, ¿cuáles puede ser las claves para corregir este desequilibrio?

R.M.- El fomento de los vehículos de energías alternativas en general, y de los vehículos eléctricos en particular que ha desarrollado el Gobierno a través del IDAE durante los últimos años, apoyado por el desarrollo del propio mercado, ha impulsado en tiempos recientes un mayor interés en la movilidad eléctrica por parte de las empresas, tanto para el desarrollo de la infraestructura de los puntos de recarga como para la asignación en nuestras plantas de nuevos modelos eléctricos. Así, contamos con producción nacional de cargadores para coches eléctricos como pude comprobar recientemente en mi visita a Wallbox y también grandes empresas vienen anunciando planes de despliegue de miles de puntos de recarga. A esto se suma el apoyo financiero del Gobierno a través de programas de ayudas para la instalación de puntos de recarga en espacios públicos.

Asimismo, es de destacar las distintas iniciativas legislativas que se han desarrollado a lo largo de estos años para impulsar el despliegue de la infraestructura de recarga de diversas formas, entre las que cabe destacar el Real Decreto-Ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, y el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Este anteproyecto recoge ciertos objetivos en materia de movilidad sostenible, al tiempo que pretende establecer ciertas obligaciones de instalación de puntos de recarga eléctrica.

“En los próximos dos años se va a decidir el futuro de la automoción en España y en Europa”


AR.- La imagen que se transmite de la interlocución del Ministerio con los agentes del sector es positiva, Desde su perspectiva, ¿cómo se articula la colaboración con asociaciones y sindicatos para alcanzar los mejores resultados posibles? ¿En qué aspectos podría haber margen de mejora?

R.M.- Para alcanzar los mejores resultados posibles, es imprescindible el diálogo y la colaboración constante entre todos los actores implicados en el sector. Una forma de articular dicha colaboración de forma concreta es la “Mesa de Automoción”, se trata de una iniciativa que estamos seguros que será clave para definir y llevar a cabo proyectos que mejoren la competitividad de esta industria.


AR.- ¿Cómo se estructuran las relaciones con las Comunidades Autónomas con peso específico en la industria de automoción, teniendo en cuenta el proactivo papel que desempeñan los clústeres de automoción en cada uno de esos territorios?

R.M.- Existe un contacto permanente también con las Comunidades Autónomas con peso específico en el sector de la automoción que se articula a través de diferentes foros, principalmente la conferencia sectorial donde se han creado grupos de trabajo para abordar distintos aspectos que afectan al sector, también se tratan aspectos más técnicos de regulación.


“Estos cambios disruptivos en la cadena de valor del sector suponen una oportunidad para afianzar el liderazgo mundial que tiene el sector del automóvil español”


AR.- ¿Cómo va a seguir apoyando este Gobierno que España continúe siendo un país atractivo para fabricar vehículos y componentes con la mirada puesta en el largo plazo?

R.M.- En los próximos dos años se va a decidir el futuro de la automoción en España y en Europa. Y hay algunas claves que debemos conocer para que la industria automovilística española salga reforzada. La encuesta Mobility Trends, elaborada por Coche Global y YGroup, revela que el 58% de las empresas del sector prevén aumentar las inversiones en nueva movilidad, y que el 78% centran su inversión en la electrificación, así como, entre otros, las plataformas de movilidad, el vehículo conectado, la micromovilidad y el carsharing. Estos cambios disruptivos en la cadena de valor del sector suponen una oportunidad para afianzar el liderazgo mundial que tiene el sector del automóvil español.

Es el momento de liderar el cambio y debemos hacerlo con ambición. Una ambición que contempla el Plan de Reactivación, Transformación y Resiliencia, que permitirá la movilización de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2023, de los cuales 24.000 corresponden a 2021. Un plan que definirá el horizonte de España para la próxima década y que nos permitirá abordar la modernización de la industria de automoción.

El Plan recoge objetivos muy ambiciosos en movilidad eléctrica, pasando de 78.400 vehículos eléctricos a 250.000 en 2023 y de 7.879 puntos de recarga a 100.000. Para alcanzar estos objetivos, en 2021 vamos a reforzar las actuaciones de apoyo a la movilidad energéticamente eficiente y sostenible, a través de la tercera edición del Plan MOVES y de la puesta en marcha de un nuevo Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. Este plan incluye el establecimiento de zonas de bajas emisiones; el despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico, con el efecto tractor que supone sobre la industria de los bienes de equipo; el desarrollo de nuevos modelos de negocio y la modernización del parque público con vehículos limpios.


“Es el momento de liderar el cambio y debemos hacerlo con ambición”


Este plan forma parte de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 que hemos presentado recientemente para dar respuesta a los retos en movilidad y transporte del siglo XXI. El Plan de Reactivación también hace una fuerte apuesta por el hidrógeno verde a través de la Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable. Vamos a desarrollar el próximo año un Programa de ayudas para actuaciones de tecnologías vinculadas al hidrógeno renovable, dotado con 100 millones de euros. Nuestro objetivo es fomentar la participación de las empresas españolas en el desarrollo de la cadena de valor estratégica de esta tecnología verde, colaborando desde el principio con el resto de las empresas punteras europeas y permitiendo situar a España en el liderazgo de su desarrollo.

Otro ejemplo de la ambición del Plan es el impulso de un novedoso Programa de ayudas para actuaciones en innovación de tecnología eléctrica, baterías y almacenamiento, con un presupuesto de 100 millones de euros. El objetivo de este programa es apoyar a las empresas españolas para que desarrollen suministros esenciales como electrodos, celdas de baterías, battery packs, sistemas de gestión eléctrica y térmica, comunicaciones, gestión de datos, soluciones de conectividad y servicios asociados a la movilidad.

Estas líneas y esquemas de apoyo provenientes del Mecanismo de reestructuración y resiliencia comunitario nos van a permitir liderar la transformación que necesita el sector de la automoción para seguir siendo competitivo y mantener las capacidades productivas y el empleo en todas nuestras plantas.

   Premios Dirigente del Año de AutoRevista 2020: resiliencia y capacidad de reacción
   Reyes Maroto: "El Gobierno tiene un plan de medidas urgentes para la automoción"
Empresas destacadas