Mercedes-Benz anticipa su futuro industrial en Alemania
Suscríbete

Mercedes-Benz anticipa su futuro industrial en Alemania

MERCEDES BENZ SINDELFINGEN
Mercedes-Benz busca la máxima fleixibilidad en la planta de Sindelfingen. Foto: Daimler
|

Mercedes.Benz ha inaugurado, en los primeros días de septiembre, su Factory 56 en Sindelfingen (Alemania), de la que el constructor alemán asegura que "encarna el futuro de la producción en Mercedes-Benz y establece nuevos estándares para la industria del automóvil. Con una inversión aproximada de 730 millones de euros, la fábrica de la planta de Mercedes-Benz en Sindelfingen supone una clara apuesta por Alemania como emplazamiento empresarial. En total, el fabricante germano está invirtiendo alrededor de 2.100 millones de euros en la planta de Sindelfingen. La compañía está aumentando la eficiencia en la Factory 56 en un 25% en comparación con la anterior línea de montaje del anterior Clase S. 


Según la compañía englobada en Daimler, la producción en la Factory 56 se caracteriza por la máxima flexibilidad; esto se aplica al número de modelos producidos y al volumen de producción, así como a los flujos de materiales. Los nuevos modelos, desde automóviles compactos hasta SUV, con sistemas de propulsión convencionales, híbridos enchufables o eléctricos, se pueden integrar en la producción en serie en sólo unos días. La producción se puede ajustar de forma rápida y flexible para satisfacer la demanda del mercado. De acuerdo con el plan Ambition 2039, Factory 56 será una fábrica sin emisiones de carbono, completamente libre en emisiones de CO2 y con requisitos de energía significativamente reducidos.  Se han implementado tecnologías y procesos innovadores de manera consistente y completa en toda la línea de montaje, brindando el mejor apoyo posible a los empleados en su trabajo diario. El concepto de Factory 56 se transferirá gradualmente como modelo a todas las plantas de automóviles de Mercedes-Benz en todo el mundo.


El sistema de montaje del futuro confiere a toda la producción una estructura más flexible. Dos llamadas TecLines sirven para evitar puntos fijos en el proceso de montaje, mejorando la flexibilidad de toda la fábrica. Reúnen todas las tecnologías de plantas complejas en un solo punto. Esto significa que el trabajo de conversión necesario para la integración de nuevos modelos, por ejemplo, es más fácil de realizar en otras áreas de la sala de montaje. En TecLines la línea de producción tradicional es reemplazada por sistemas de transporte autónomos. Para integrar un nuevo producto e incorporar cualquier nuevo equipamiento técnico asociado, sólo es necesario cambiar la ruta del vehículo de guiado automático (AGV). En total, más de 400 AGV están en funcionamiento en la Factory 56. Además, el llamado "Matrimonio Fullflex" establece un nuevo estándar para el proceso mediante el cual la carrocería del vehículo se conecta al sistema de propulsión. En la Factory 56, este "matrimonio" consta de varias estaciones modulares y permite evitar grandes trabajos de conversión y largas interrupciones en la producción.


Por otro lado, la pieza central de todas las actividades de digitalización es el ecosistema digital MO360, que se utiliza en toda su extensión por primera vez en Factory 56. MO360 comprende una familia de aplicaciones de software que se conectan a través de interfaces compartidas e interfaces de usuario estandarizadas, utilizando en tiempo real datos para respaldar la producción mundial de automóviles Mercedes-Benz. MO360 integra la información de los principales procesos de producción y sistemas TI de las más de 30 plantas de automóviles de Mercedes-Benz en todo el mundo, y reúne importantes aplicaciones de software. Ofrece un control de producción basado en KPI significativamente optimizado, por ejemplo. También pone a disposición de cada empleado información e instrucciones de trabajo individuales y basadas en las necesidades en tiempo real. Los principales elementos de MO360 ya se utilizan en más de 30 fábricas en todo el mundo. MO360 combina herramientas de eficiencia y calidad en una unidad funcional para lograr la máxima transparencia en la producción de automoción altamente digitalizada.


En Factory 56 una nueva infraestructura digital, con una red WLAN y 5G de alto rendimiento, proporciona una base importante para la completa digitalización. Utiliza aplicaciones ultramodernas de la Industria 4.0, desde dispositivos inteligentes hasta algoritmos de big data. Las tecnologías de producción digital se han implantado por todas partes. Además, Factory 56 no utiliza papel; gracias al seguimiento digital de cada vehículo en la línea, a través de un sistema de posicionamiento, los datos del vehículo que son relevantes para los empleados se muestran en la línea en tiempo real, utilizando dispositivos digitales y pantallas de visualización. Todo ello permite ahorrar alrededor de 10 toneladas de papel al año.


Las máquinas y los equipos de producción están interconectados en toda la fábrica; la mayoría de ellos ya son compatibles con la Internet de las Cosas (IoT). Esta conectividad de 360 grados no solo se extiende por toda la Factory 56, sino también más allá de las instalaciones a toda la cadena de valor; las tecnologías digitales como la realidad virtual o aumentada ya fueron utilizadas durante el desarrollo y planificación de la Factory 56, y también ayudan a realizar series de producción más flexibles y eficientes. En diálogo con los proveedores y los proveedores de servicios de transporte, también se aprovechan los beneficios del seguimiento y rastreo, lo que permite rastrear digitalmente los flujos de materiales en todo el mundo.


Al igual que la digitalización, la sostenibilidad se considera e implementa de manera integral en Factory 56. Además de la producción respetuosa con el medio ambiente y que conserva los recursos, esto también incluye la responsabilidad social, siempre teniendo en cuenta la rentabilidad. Por lo tanto, Factory 56 está lleva a cabo una importante contribución al logro de los objetivos de sostenibilidad de la empresa.

Conservar los recursos y reducir el consumo de energía son los pilares de este enfoque. La Factory 56 funcionará sin emisiones de CO2 desde su inicio.En el techo de la Factory 56 hay un sistema fotovoltaico que suministra al edificio energía eléctrica ecológica autogenerada. Esto es suficiente para cubrir alrededor del 30 por ciento de los requisitos de energía anuales de la Factory 56.


La responsabilidad social como empleador también se refleja en la propia Factory 56. Todo el concepto digital sitúa a las personas en el centro de las cosas. Más de 1.500 empleados trabajarán en dos turnos en Factory 56. Serán apoyados de la mejor manera posible en su trabajo diario por numerosas innovaciones. El trabajo en la línea de montaje está diseñado para apoyar a los empleados en su deseo de un equilibrio de vida saludable. Todo el emplazamiento emplea a unas 35.000 personas. La ergonomía es un factor particularmente importante en la Factory 56: todas las etapas de montaje han sido examinadas para determinar su compatibilidad ergonómica en una etapa temprana, de modo que pudiesen hacer las mejoras necesarias. 

Empresas destacadas