La automoción portuguesa crece gracias a las importaciones españolas
Suscríbete

La automoción portuguesa crece gracias a las importaciones españolas

Bosch Braga
Factoría de Bosch en Braga (Portugal). Foto: Bosch
|

España es el primer importador mundial de piezas y componentes para la industria de automoción con origen portugués. Es lo que representan las cifras de exportación publicadas por AFIA-Associação de Fabricantes para a Indústria Automóvel.


De los casi 1.854 millones de euros que ha exportado Portugal en los dos primeros meses de 2020, España importó por valor de 559 millones de euros, casi un tercio del total, sumando un aumento del 22% en comparación con el mismo periodo del año 2019. El segundo lugar lo ocupa Alemania, con 356 millones de euros, seguido de Francia (249M) y Reino Unido (158M). Entre los cuatro países concentran el 71% de las exportaciones portuguesas de componentes del automóvil.


En general, corren buenos tiempos para la automoción portuguesa, puesto que en una década el país luso ha doblado sus exportaciones, desde 818 millones en 2010 a 1.854 millones en 2020. No en vano, nuestro país vecino se ha hecho fuerte en esta industria, puesto que la exportación de componentes de automoción representa ya un 18,4% de las exportaciones de los bienes comercializables. No obstante, estas cifras no reflejan todavía el impacto provocado por el Covid-19, por lo que habrá que esperar a los datos de marzo para ver cómo la pandemia ha afectado a las empresas de automoción portuguesas, que también han tenido que sufrir medidas drásticas como el cierre temporal de los centros de producción y la paralización de la cadena de valor. 

Empresas destacadas