Fronius, especialista en fabricación aditiva mediante WAAM
Suscríbete

Fronius, especialista en fabricación aditiva mediante WAAM

Pw ppic waam6 cmt 55479
|

Según Fronius, El proceso Wire Arc Additive Manufacturing (WAAM) está cobrando cada vez más protagonismo en el ámbito de la industria. Este proceso, basado en la soldadura por arco mediante la creación de capas, ofrece una gran flexibilidad en la geometría de la pieza, siendo más rentable que otros procesos aditivos para la producción de moldes y series pequeñas.


Fronius Cold Metal Transfer “es el proceso de soldadura que cumple todos los requisitos para este tipo de fabricación, asegurando una alta calidad de los componentes producidos y ofreciendo las mejores condiciones para ello”, según explican a través de un comunicado.


Los métodos de fabricación aditiva crean componentes mediante la unión de capas. El ejemplo más conocido es la impresión 3D. WAAM, basado en los procesos de soldadura por arco, también crea partes de metal uniendo capas formadas por la fundición del hilo.


Este método ofrece grandes ventajas, en especial cuando hay que producir formas complejas, ya que las opciones de diseño son limitadas. Además, los componentes pueden ser fabricados de manera extremadamente rápida y a un coste bajo, lo que hace de WAAM una opción muy atractiva para la fabricación de moldes y pequeñas series.


Wire arc additive manufacturing es un proceso basado en hilo que utiliza el proceso de soldadura por arco metálico con gas (GMAW). WAAM ofrece una serie de ventajas, entre ellas, una alta tasa de deposición (hasta cuatro kgs por hora con materiales de acero), aunque en un futuro las soluciones multi-hilo podrían ofrecer tasas de deposición aún más altas. La reducción de costes de equipos y materiales es otra de las fortalezas de WAAM, ya que todo lo que necesita es un sistema de soldadura adecuado, sin ser necesarios costosos equipos especiales, como las cámaras de vacío necesarias para el proceso de haz de electrones más rápido.


Por otra parte, un proceso de soldadura estable y una disipación de calor eficaz también son aspectos fundamentales para WAAM. El proceso de soldadura debe ser lo más frío posible para que cuando se aplique una nueva capa, las ya existentes no se derritan. Además, las capas deben ser continuas, consistentes y libres de proyecciones. Si se produjera alguna imperfección, ésta se replicaría en las siguientes capas.


En definitiva, WAAM es una opción rentable y flexible para la fabricación de componentes. “Este proceso aditivo puede adoptarse con facilidad mediante el uso de la tecnología y la solución Fronius CMT”, concluyen desde la compañía.


Empresas destacadas