El futuro según ZF: eficiencia, seguridad y conducción autónoma
Suscríbete

El futuro según ZF: eficiencia, seguridad y conducción autónoma

15 zf trw higway driving assist 23670
|

En plena integración con TRW, ZF ha presentado esta semana ante la prensa especializada de todo el mundo sus últimas novedades tecnológicas, centradas en tres grandes áreas: eficiencia, seguridad y conducción autónoma. Se trata de toda una serie de sistemas y dispositivos que, en diferentes estadios de desarrollo, tienen como común denominador la apuesta de la multinacional germana por la investigación, desarrollo e innovación.


En el terreno de la eficiencia, buena parte de los desarrollos de la compañía se centran en dos grandes áreas: la fabricación de componentes que permitan reducir el peso del vehículo y el diseño de transmisiones automáticas que favorezcan un menor consumo. Como resultado de ello, destacan componentes del chasis fabricados en plásticos reforzados de fibra de carbono (GRP), como se comprueba en un novedoso eje trasero para turismos mostrado por ZF, o las cajas de cambios automáticas de nueve velocidades (9HP) que se produce en serie desde hace ya dos años.


En el campo de la seguridad, sistemas como el control cinemático activo (AKC, según sus siglas en inglés) permiten incrementar, además de la respuesta en situaciones de peligro, la comodidad de conducción, mientras que la integración de tecnologías de cámaras, sensores y radar se traduce en sistemas más complejos que automatizan algunas respuestas en caso de emergencia. Asimismo, la recogida de datos para su tratamiento y gestión en la nube permite nuevos avances, como reconocer la ruta seguida por el vehículo y corregir posibles fallos humanos del conductor (por ejemplo, frenada automática en curvas peligrosas).


Íntimamente ligado con las innovaciones en seguridad está el avance en los sistemas de conducción autónoma, el tercer gran campo de actuación de ZF. Se trata de la visión de la multinacional alemana sobre una de las áreas que marcarán el futuro en el sector de automoción y que ya puede verse en forma de prototipos (la producción en serie avanzará de manera distinta en función de las regulaciones en cada país). Por medio de la combinación de tecnologías ya existentes y el desarrollo de otras nuevas, las novedades mostradas por ZF (aparcamiento automatizado mediante una “app”, sistemas para esquivar obstáculos o frenar automáticamente, asistente para circular en autopista en modo “semiautomático”, etc.) permiten avanzar hacia un futuro con máximo grado de autonomía en los vehículos.


En este sentido Peter Lake, vicepresidente ejecutivo de Ventas y Desarrollo de Negocio de ZF, explica que “estamos siguiendo una estrategia gradual para las funciones de conducción automática, mostrando lo que es conseguible hoy utilizando tecnología probada. Los conductores necesitarán confiar en la tecnología y comprobar sus beneficios mientras nosotros avanzamos de manera continuada hacia mayores niveles de automatización, dirigiéndonos hacia una mayor conveniencia y, como fin último, carreteras y vehículos más seguros”.


Como forma de mostrar los avances en estas tres áreas e impulsar asimismo la investigación, ZF ha construido el prototipo Smart Urban Vehicle, un pequeño modelo que incorpora varias de estas tecnologías: un nuevo eje frontal que favorece la maniobrabilidad y ángulos de giro más favorables, asistencia a la conducción semiautomática, asistente de aparcamiento automático, asistencia mediante información en la nube una mecánica totalmente eléctrica, etc.


Por otra parte, la compañía ofreció algunas de sus principales cifras tras la unión con TRW: 134.000 trabajadores, 230 localizaciones en 40 países y más de 30.000 millones de ventas anuales, unos volúmenes que sitúan al grupo como tercer fabricante de equipos y componentes para el automóvil en el mundo. Peter Lake explicó sobre esta cuestión que el proceso se llevará en tres fases: creación de una división adicional para integrar la actividad de TRW, colaboración basada en proyectos y finalmente, tras un proceso de entre tres y cinco años, la plena integración estructural.


Empresas destacadas