Sick y sus sensores inteligentes, un concepto clave en la Industria 4.0
Suscríbete

Sick y sus sensores inteligentes, un concepto clave en la Industria 4.0

Sick imagen 28095
|

La era de la información en el sector industrial se encuentra aún en sus primeros estadios. Al inicio de la cadena de proceso, la mayor eficiencia de los recursos depende en gran medida del equipamiento que suministra estos datos: los sensores inteligentes. Sensores que hacen las veces de órganos sensoriales de las máquinas, y la información que proporcionan es el primer factor que hace posible las máquinas inteligentes: dan a las máquinas la capacidad de ver, detectar y comunicar de forma inteligente. Estos sensores inteligentes contribuyen, a su vez, a la capacidad de clasificar e interpretar la información.


Sick desarrolla y fabrica sensores inteligentes, por ello, la compañía ya concibió el futuro de la automatización en 2004; una visión que actualmente se identifica con términos como industria 4.0. “El desarrollo continuo de los sensores inteligentes no significa que el futuro y el pasado sean independientes, sino que, más bien, forman una unidad indisoluble de desarrollos tecnológicos que dependen unos de otros”, comentan desde la compañía.


La creciente velocidad de la potencia de cálculo de los chips modernos hace posible el procesamiento remoto de volúmenes de datos significativamente mayores y capacidades como el uso asociado de métodos matemáticos complejos. “Esto abre dimensiones completamente nuevas en términos de alcance, precisión y solidez de las mediciones. Las soluciones de sensores capaces de medir en varias dimensiones, como los sistemas de cámaras y escáneres láser, tampoco serían posibles sin este desarrollo, debido a su gran volumen de datos”.


La potencia de cálculo permite tener sensores aún más inteligentes, pero esta inteligencia no sirve de nada hasta que se combina con el software y los conocimientos de aplicación adecuados. La combinación inteligente de los conocimientos de aplicación y la flexibilidad de arquitecturas de software modernas permite alcanzar la siguiente etapa en el desarrollo de los sensores. Esta etapa se caracteriza por la existencia de sensores capaces de llevar a cabo análisis más exhaustivos, de adaptarse automáticamente a los cambios, de comunicarse en red y de solucionar de forma remota tareas complejas en una red de fabricación de mayor tamaño. Como resultado, se convierte en el punto de acceso al mundo de la industria 4.0.


Empresas destacadas