CIE Automotive presenta su Plan Estratégico 2016-2020
Suscríbete

CIE Automotive presenta su Plan Estratégico 2016-2020

Cie retratos512 29879
|

CIE Automotive ha presentado hoy, 26 de mayo, su Plan Estratégico 2016-2020 con el compromiso de duplicar vía crecimiento orgánico su beneficio neto en cinco años, superando los 250 millones de eurosy permitiendo a lo largo del periodo una retribución a sus accionistas de más de 300 millones de euros.


Por una parte, este crecimiento orgánico se basará en un incremento acumulado de la facturación durante el periodo de entorno al 7%, asociado tanto al aumento de su presencia en mercados y clientes estratégicos como al desarrollo de componentes de alto valor añadido, para lo que CIE abrirá y/o ampliará casi 20 plantas en el mundo, principalmente en la región Nafta y Asia. Por otra parte, este crecimiento orgánico vendrá acompañado de un nuevo nivel de retorno de activos netos (RONA) de entre un 20% y un 25%, gracias al aumento hasta el 12% del margen EBIT sobre ventas por las mejoras productivas previstas en las fábricas del Grupo y gracias también a un exigente nivel de inversión de aproximadamente 6% sobre ventas.


Este escenario de crecimiento orgánico supone en normalidad un alto nivel de generación de caja que compromete un ratio de deuda financiera neta / EBITDA de entorno a 0,5 veces al final del periodo. Y es precisamente esa solvencia de balance, esa capacidad de endeudamiento adicional, la que permite al Grupo crecimiento inorgánico además del puro orgánico. En este sentido, CIE Automotive integrará, a lo largo de estos cinco años, nuevas compañías que aportarán alrededor de 1.000 millones de facturación adicional (700 millones de euros en automoción y 300 millones de euros en dominion).


Para afrontar estos retos, los dos proyectos del Grupo CIE cuentan con un modelo de negocio diferencial que ha demostrado su validez y éxito durante los últimos 20 años: vocación industrial con mentalidad financiera, fuerte diversificación en clientes, geografías y productos, focalización en la eficiencia de los procesos, descentralización y simplificación de una cadena de mando con mentalidad empresarial, estricta política de oportunidad y de retorno esperado en las adquisiciones.


Un modelo de negocio al que se añaden ahora nuevos elementos como un muy exigente nivel reputacional, una política activa de personas que permita sostener el crecimiento y la sucesión generacional o un mayor avance en el mundo digital hacia las fábricas 4.0. Todo ello, partiendo de un 2015 con ventas superiores a los 2.600 millones de euros, un EBIT de 244 millones de euros (9,3% sobre ventas), un beneficio neto de 129 millones, un 17% de RONA, 670 millones de deuda financiera neta (1,8 veces EBITDA) y una capitalización bursátil de casi 2.000 millones de euros.


Empresas destacadas